Cómo ser una revendedora de Avon y ganar dinero

Anuncios publicitarios

Avon es una de las casas de cosméticos más famosas del mundo. Su sistema de ventas incluye tiendas físicas y por catálogo, de modo que las ventas son lo más directas posible. Alrededor del mundo hay más de 6 millones de revendedores de Avon, ubicados en más de 100 países, de modo que tú podrías ser uno de ellos.

Cabe destacar que para ser representante de la marca es necesario ser mayor de edad, así que solo los mayores de 18 años tienen permitido sumarse al negocio de reventa de sus productos. Por otra parte, existen dos maneras de convertirse en parte de este gigantesco equipo. La primera es registrándose directamente en el sitio web de la marca en tu país y la segunda es contactando a alguien que ya vende los productos.

Aunque este negocio no es de tipo multinivel, los representantes Avon que consiguen a más personas para que se conviertan en revendedores consiguen un incentivo por lograrlo, así que si conoces a alguien que se dedique a esto y deseas ayudarle, puedes pedirle que te ayude con tu registro.

Cómo ser una revendedora de Avon y ganar dinero

Lea también:

Cómo convertirse en una revendedora Avon por su cuenta

Si no conoces a ningún miembro de la compañía y quieres unirte de todos modos, debes ingresar en el portal web de Avon en tu país -por ejemplo de España es (https://www.avon.es/inscribirse), ubicar el formulario de postulación y completar los siguientes pasos:

  1. Ingresa tus datos.

En la sección Apply now (postular ahora) completa el formulario con tus nombres, apellidos, dirección, idioma de preferencia (inglés o español) e información de contacto. Presiona Submit (enviar) y espera que un representante se ponga en contacto contigo.

  1. Responde al llamado.

Una vez que te contacten, la representante te brindará información por vía telefónica para que conozcas más sobre la marca y el negocio en general. De haber un representante disponible en tu área, te pedirá que se entrevisten en persona para conversar dudas específicas y que obtengas una mejor instrucción.

  1. Paga el costo de inscripción.

Una vez que decidas unirte a la empresa, te pedirán un aporte monetario para recibir tu kit de bienvenida (la cual está compuesta de una bolsa con varios otros productos y muestras que puede vender para recuperar la inversión realizada). Es la primera inversión que harás y por la que recibirás información de ventas, formularios de pedidos, catálogos físicos de las campañas siguientes y un sitio web en el que tus clientes podrán ordenar en línea los artículos de su preferencia y añadirlos en tu cuenta.

El costo de este kit de bienvenida o inicio tiene un valor de 12 euros en España, pero el precio puede variar según el país donde te encuentres. Las siguientes inversiones corresponden a tu conveniencia para incrementar tus ventas.

Anuncios publicitarios


  1. Haz tu capacitación online.

La empresa ofrece una capacitación completa tanto para los nuevos revendedores como para quienes ya cuentan con algo de experiencia. En cualquiera de los casos, pueden acceder a ella a través del portal web.

Una de las tareas que deben cumplir los revendedores es revisar el inventario de productos y familiarizarse con ellos, de modo que los conozcan muy bien para poder ofrecerlos a sus clientes de una manera más segura.

  1. Crea tu tienda.

Una de las mejores herramientas que ofrece Avon a sus revendedores son los sitios web personalizados, a través de los cuales tus clientes pueden hacerte pedidos. Escoge un nombre llamativo o que se relacione contigo o con lo que haces, de manera que se diferencie de las tiendas de otros representantes de la marca.

Envía el enlace o URL de tu página a tus conocidos por medio de sistemas de mensajería, correo electrónico e incluso redes sociales. La idea es llegar a la mayor cantidad de personas posibles y generar más ventas.

  1. Otras herramientas.

Avon ofrece descuentos en las muestras de productos a las nuevas revendedoras, así que es el momento ideal para abastecerte lo suficiente. Más adelante será más costoso, pero es relativo pues se supone que cada vez aumentarán más las ventas.

Lo bueno de tener muestras es que así puedes conseguir que tus clientes se convenzan más rápido de comprar o de llevar más unidades de un producto, así que es una pequeña inversión que te ayudará a concretar más ventas.

  1. Consigue clientela.

Como indicamos anteriormente, una vez que la tienda está creada, es importante dar a conocer que vendes productos Avon. Si no lo haces, las personas no van a enterarse y no venderás, así que lo mejor es aprovechar todos los medios disponibles para hacer llegar el mensaje.

Recuerda que lo mejor de las redes sociales es que son un imán de curiosos, así que si te esfuerzas por crear una comunidad activa, es más probable que nuevos usuarios se unan. Un ejemplo que sirve bastante son los perfiles de reseñas. Puedes crear una cuenta en Instagram y subir fotos de los productos con comentarios sobre tu experiencia utilizándolos.

Trata de destacar lo mejor de cada producto y ser bastante honesta para que tus clientes confíen en tu criterio y, por lo tanto, te compren los productos que recomiendas. Incluso podrías dedicarte a la venta exclusiva por Internet, como hacen muchos representantes Avon actualmente.

Ser una revendedora de Avon: ¿Cómo funciona el modelo de negocio?

El modelo de negocio es muy sencillo, se basa en el tradicional formato de ventas por catálogos, que es uno de los más conocidos en todo el mundo. Así que después de hacer su registro y ser una revendedora de Avon, mensualmente recibirá en su casa los catálogos de la compañía.

Con el catálogo en sus manos, su trabajo será el de salir de puerta en puerta mostrando el catálogo de productos a clientes interesados(as). Así ellas irán a elegir los productos que desean comprar e irá marcando el nombre del cliente en la revista en el respectivo producto. Por otro lado, el pago sólo se realiza cuando los productos llegan, por lo que es un proceso simple.

Trabajando como revendedora de Avon, tiene que presentar sus pedidos al final de cada campaña. Después de ese período, hay que ir a la página de Avon -o esperar la llegada de su representante superior de ventas- y presentar sus pedidos. Todo es muy simple, pues basta con llenar un formulario y describir cuáles son los productos que vendió. Así Avon le enviará los productos y un boleto con la cantidad total a pagar, luego entregará los productos a sus clientes y recibirá el dinero, que deberá ser pagado en seguida.

¿Cuánto gana una revendedora de Avon?

¿Trabajar como revendedora de Avon da dinero? ¿Es rentable? Estas son preguntas que muchas personas hacen cuando están analizando la posibilidad de trabajar con esta compañía. La verdad es que al igual que todas las empresas que trabajan con la venta directa, no existe una monto exacto que se puede ganar al mes. Todo depende de la cantidad de ventas que se realicen, por lo que si logra vender mucho cada mes, con seguridad tendrá buenos resultados financieros.

En general, Avon da una comisión del 30% sobre los productos vendidos. Por lo que si por ejemplo vendió 1000 euros en productos de Avon este mes, ellos le enviarán un boleto de los productos con la cantidad de 700 euros, siendo los 300 euros restantes su ganancia.

Además de eso, las revendedoras de Avon que se destacan, terminan recibiendo muchos premios por el logro de metas de ventas dentro de la empresa, por lo que es común encontrar revendedoras que han ganado: hornos eléctricos, refrigeradores e incluso viajes familiares, por haber destacado como revendedoras de Avon. Así que, sin duda, es un negocio que puede dar dinero, pero que necesita mucha dedicación y gusto por las ventas.

Ventajas de ser una revendedora de Avon

Consejos para vender Avon con éxito

Hasta ahora le hemos mostrado los detalles básicos para convertirse en una revendedora de Avon, sin embargo, no basta con saber eso, porque si realmente quiere empezar a trabajar en este negocio, necesita diseñar estrategias para vender bien y diferenciarse de sus competidores. Siendo esto una de las grandes dificultades de las revendedoras principiantes, pues muchas creen que simplemente es estar con el catálogo en la mano y que por arte de magia aparecerán muchos clientes queriendo comprar, cuando en realidad se tiene que trabajar un montón. Pensando en ello, a continuación le dejamos algunos consejos esenciales para vender Avon con éxito. Tome nota.

Consejo 1: Tenga disposición para comenzar a vender

Esto es la base del negocio. Por lo que si no estás dispuesta(o) a ir de puerta en puerta en busca de nuevos clientes, es mejor que busque otra alternativa de negocio.

Consejo 2: Divulgelo a personas cercanas

Es común que muchas revendedoras trabajen sólo en su propio barrio, pero desde el principio es importante que revele que es una revendedora de Avon, ya que este simple hecho le convierte en una referencia en su vecindario. Entonces, comentelo con sus vecinos, amigos cercanos y si es posible, poner un pequeño anuncio en la puerta de su casa.

Consejo 3: Realice una lista de contactos

Algo muy importante que es hecho por muchas revendedoras de éxito es crear una lista de contactos de sus clientes, Incluso esta es una de las cosas que la propia empresa Avon usa para llegar a vender sus productos. Así que, obtenga el número de celular o correo electrónico de sus clientes y póngase en contacto con ellos una vez llegue un nuevo catálogo con nuevos productos.

Consejo 4: Utilice las redes sociales para divulgar sus productos

Con todo el poder que tienen las redes sociales, no puede mantenerse al margen. Trate de usar Facebook, WhatsApp o Instagram para publicar fotos de los productos, noticias y promociones de cada nuevo catálogo. Esto animará a más gente a comprar y aumentar su popularidad como revendedora de Avon en su ciudad.

4 Responses to “Cómo ser una revendedora de Avon y ganar dinero”
  1. Isisnachelly Andino Llanos octubre 8, 2017
    • admin octubre 8, 2017
  2. Pierika octubre 26, 2017
    • admin diciembre 5, 2017

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *