Cómo ser revendedor Mary Kay y ganar dinero

Anuncios publicitarios

Conozca un poco sobre Mary Kay

Mary Kay es una compañía de belleza que entró en funciones en el año 1963 en Dallas, Texas. Un año después ya contaba con miles de consulturas, quienes han aumentado con los años y hasta el día de hoy son embajadoras de la marca, consiguiendo llegar a otras mujeres para que lo sean.

Ser revendedora de Mary Kay es una oportunidad de negocio que puede ayudarte a complementar tus ingresos mensuales o convertirse en tu principal fuente de ingresos, si así lo deseas y te esfuerzas en conseguirlo. Para ello debes volverte una vendedora eficaz y eficiente, cosas que puedes aprender dentro de la empresa.

Lea también: Los 50 negocios más rentables para el 2018

Cómo convertirse en revendedora de Mary Kay

Para unirte a la compañía y revender sus productos necesitas cumplir con algunos requisitos:

  • Ser mayor de edad

  • Registrarte como consultor Mary Kay

  • Comprar el kit de inicio

Si cumples con el perfil requerido, existen tres maneras de registrarte para empezar a vender. Son las siguientes:

  1. Conocer a una consultora.

Si conoces la marca porque sabes de alguien que vende sus productos, puedes pedirle el favor de que te ayude con tu registro. Cada consultora cuenta con un número o código iniciador y un número de unidad con los que puede afiliar a futuras consultoras.

Anuncios publicitarios


Esto no será ninguna molestia para la personas, pues cada revendedora recibe beneficios por reclutar a otras. Además, contar con una “madrina” en la empresa será de gran ayuda para conocer más acerca de la marca y consultarle las dudas que tengas.

  1. Buscar una consultora.

Si llegaste a conocer a una consultora Mary Kay, pero perdiste su contacto, puedes buscarla por su nombre en la sección de búsqueda de consultoras en el sitio web de la marca. Si no la consigues, del lado derecho podrás encontrar los teléfonos de contacto de la compañía para que te ayuden con la búsqueda.

  1. No conocer una consultora.

Si no conoces a una consultora Mary Kay, no te preocupes; puedes inscribirte directamente desde la página sin necesidad de intermediarias ni recomendaciones. Lo consigues ingresando en el sitio web, ubicando la sección de postulantes y rellenando los datos que te solicitan.

Una vez que estés preinscrita, el personal de Mary Kay se podrá en contacto contigo para hacerte una entrevista personal, que pudiera ser en conjunto con otras aspirantes a consultoras. En ella hablarán acerca de la compañía, explcarán el modelo de negocio, las comisiones, y todas las facilidades que tienen las consultoras para poder llevar a cabo más ventas.

Kit de principiante Mary Kay

Si deseas unirte ese mismo día, de tener disponibles, te harán entrega del kit de principiante de Mary Kay. Esta bolsa tiene un costo promedio de US$ 50, el cual puede variar según el país. Si no tienen en stock en ese momento, te la harán llegar por correo.

Por otra parte, todos los kits contienen lo mismo, aunque las muestras de los productos podrían variar según la temporada del año. Sin embargo, usualmente, corresponden a los productos básicos y los de temporada, de manera que la consultora pueda probarlos y recomendarlos con propiedad a sus clientes.

Anuncios publicitarios

El kit también incluye formularios de ventas y catálogos de las campañas siguientes, con los que las consultoras pueden mostrar a sus clientes el inventario de la compañía.

Por otra parte, la empresa ofrece un kit más amplio, cuyo costo es de US$ 100 (varía según el país), que incluye más folletos, postales, bolsas de la marca, más productos, etc. Esta opción es recomendable para asegurar el stock de inicio para un trimestre.

¿Cómo ganar dinero revendiendo a Mary Kay?

La empresa trabaja principalmente con dos formas de beneficio para los revendedores, que es la reventa de cosméticos y la ganancia por la formación de equipos.

En la reventa de los cosméticos es posible lucrar hasta un 40% (varía según el país dónde trabaje) sobre cada ítem vendido.

Con respecto a la ganancia por la formación de equipos, no hay información compartida, pero hay una serie de detalles, como bonos y mucho más, por lo que lo indicado es hablarlo con alguna revendedora Mary Kay que ya esté trabajando para que ella le explique con más detalles.

Además, dentro de la empresa puede ir siendo promovido(a) de acuerdo a la cantidad de ventas que vaya realizando y de su calificación, por lo que puede convertirse en una revendedora Senior, una Directora de Ventas, u otras posibilidades que le proporcionará más ganancias.

Anuncios publicitarios

Por qué ser revendedor(a) de Mary Kay es una excelente idea

Una de las principales ventajas es que el mercado de cosméticos siempre está al alza y los productos de esa Mary Kay se han vuelto muy populares, por lo que puede ser una gran oportunidad, ya que todavía son pocas las consultoras revendiendo en la mayoría de lugares, si se compara con otras empresas tradicionales del mismo sector, como Avon, Natura.

Otra ventaja es que puedes tomar esta actividad tanto como un negocio complementario o una tarea de tiempo completo, dependiendo de tus necesidades, ambiciones y tiempo libre. De modo que el horario te lo pones tú mismo y puedes convertirte en tu propio jefe.

Consejos para ser revendedor Mary Kay de éxito

El modelo de trabajo de ser revendedor Mary Kay es la reventa de los productos, por lo que tiene que buscar clientes y fidelizarlos para que vuelvan a comprar de nuevo. Para ello, es importante tener habilidad para lidiar con personas, tener buena relación, conocer los productos con los que está trabajando y tener disposición para caminar bastante, después de todo en la mayoría de los casos va a ser necesario salir de puerta en puerta. A continuación tome nota de algunos consejos esenciales para tener éxito revendiendo Mary Kay:

  • Mantén una actitud positiva. Las revendedoras deben inspirar confianza y amabilidad, sin caer en exageraciones. Las personas son más propensas a hacer negocios con alguien atento que con los hostiles, arrogantes o agresivos.

  • Luce impecable. Vístete y arréglate como si de ello dependiera la reputación de tu negocio. Nadie va a comprarle productos de belleza a alguien que luce descuidado y sucio. Sin embargo, no quiere decir que inviertas en un guardarropa ostentoso: viste una camisa blanca, falda negra, tacones negros y utiliza perlas.

  • Establece metas y cúmplelas. Si no fijas objetivos mensuales, no podrías medir tu avance como consultora.

  • Abastécete de muestras y productos. Ganarás la confianza de tus clientes si puedes ofrecerles facilidades. Las muestras te ayudarán a impulsar las ventas, así como las entregas inmediatas. Por esto es buena idea invertir en los productos que sabes que se venden más rápido o con más frecuencia, y así evitar quedarte sin inventario.

  • Asiste a reuniones con otros consultores. En ellas aclaran dudas, brindan tips para sus ventas y comparten experiencias que nutren a las consultoras para mejorar en su negocio.

  • Crea tarjetas de visita para facilitar tu contacto con las personas interesadas.
  • Utiliza las redes sociales para publicar promociones, consejos útiles y también para conseguir nuevos clientes.
  • Realiza talleres de belleza (este es un gran balcón para atraer a personas interesadas y vender más).
  • Coloca una cartelito en tu casa informando que es una revendedora Mary Kay.
  • Salga de puerta en puerta en su propio barrio y dependiendo de los resultados, haga lo mismo por toda la ciudad.
  • Coloca a tus clientes en un grupo, ya sea en Facebook o en WhatsApp, para intercambiar información siempre.
  • Busque saber lo que otros revendedores están haciendo para conseguir vender bien.

2 Responses to “Cómo ser revendedor Mary Kay y ganar dinero”
  1. laura sarli diciembre 14, 2017
    • admin diciembre 14, 2017

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.