La rentabilidad de las tiendas de barrio, al ser comercios pequeños y cercanos a las personas que habitan en una localidad, está respaldada por dos ventajas: se pueden conseguir productos básicos necesarios y se puede comprar de manera rápida. Es decir, sin necesidad de hacer filas. Nada más en un país como Colombia, estas tiendas representan el 52% del mercado de consumo masivo.Entonces, si quieres conocer cómo montar una tienda de barrio, qué vender o qué locales poner, ¡sigue leyendo! Aquí te lo contamos.

Lee también:

¿Por qué montar una tienda de barrio?

Abrir una tienda en un barrio es una gran idea de negocio, debido a que la comunidad a la que le quieres vender, ya está construida. Comparten en común el sitio que habitan, y la seguridad que representa una atención personalizada hace que tus clientes se sientan más seguros y confíen fácilmente en ti. Además, las personas necesitan de estos comercios porque son prácticos y útiles. Al estar ubicados en una zona residencial, los clientes tendrán tu comercio como primera opción cuando necesiten hacer una compra pequeña o rápida. La mayoría de las tiendas de barrio tienen clientela fija y por eso sus ganancias se mantienen. Una vez alcanzado el punto de equilibrio tras los primeros meses, su rentabilidad empieza a crecer.

Por otra parte, la inversión es relativamente baja si se compara con abrir un gran supermercado que ofrezca el mismo tipo de productos. Así que si tu presupuesto es limitado, pero aún te alcanza para emprender una tienda pequeña, puedes aprovechar los recursos que tienes para tener una gran variedad de surtidos.

Qué vender en un kiosko o almacén de barrio: 7 ideas

Qué local poner en un barrio es una de las decisiones que más le puede costar a un emprendedor. Aunque no hay una respuesta universal porque la mejor elección la sabrás después de haber observado el barrio en cuestión detalladamente, aquí te dejamos siete ideas. ¡Toma nota!

1. Un mercadito

mujer con canasta llena de verduras en verdulería

Este es tal vez el primer tipo de local en el que pensamos todos cuando nos preguntamos qué negocio montar en un barrio. Para este tipo de tienda, es recomendable que busques un lugar con bastante espacio; sin importar qué tan pequeño pueda ser tu tienda, es ideal que al menos pueda tener cinco o más secciones:

  • Frutas y verduras
  • Condimentos, mantequilla, sobres de preparación instantáneas y otros alimentos que se consideran “salados”
  • Dulces y otras golosinas
  • Artículos de aseo
  • Productos de belleza

Para este tipo de negocio necesitarás de, por lo menos, un cajero. Con el crecimiento de ese mercadito, puedes invertir en otros barrios y hacer que tu negocio tome una proporción mayor.

2. Una tienda de ropa

mujer-dueña-gestionando-tienda-de-ropa-barrio

Este tipo de negocio tiene la ventaja de no ser tan común o abundante en las zonas residenciales. Entonces, montar una tienda de barrio cuyo tema central sea lo fashion, es una excelente idea de negocio. Si te apasiona el mundo de la moda, esta sería una gran opción para ti.

En la estructura de la tienda, diseña secciones específicas para damas, caballeros, niñas, niños, e igualmente una sección juvenil. Recuerda que la variedad es uno de los pilares fundamentales de una tienda de barrio.

Ten al menos dos empleados para que puedan alternar en la atención de los clientes y en la caja, pues algunas veces los consumidores requieren de algo que está en el inventario y puede que uno de los empleados deba ausentarse temporalmente.

Recomendado: Cómo iniciar un negocio de ropa | Pasos para emprender en el mercado textil

3. Una cafetería

café con arte de latte de flor

En realidad este tipo de negocio responde más a un espacio para tomarse unas onces o medias tardes. No vendas solo pan y café, también puedes tener helados, refrescos, postres, ensaladas de frutas y hasta comidas rápidas. Lo importante es que puedas ofrecer a las personas del sector un espacio para sentarse a comer algo mientras conversan.
Para montar un negocio de esta categoría, es muy importante tener un espacio dotado de mesas y sillas, con aire acondicionado si el clima de la zona lo exige.

Recomendado: Cómo abrir una cafetería o coffee shop

4. Una panadería

manos con guantes tomando un pan en tienda de barrio

Un negocio de panadería es una gran opción para montar una tienda de barrio. Este tipo de negocio es de carácter esencial para los habitantes de su alrededor. La inversión para este negocio no es extremadamente alta, pero tampoco es moderada. Necesitarás de bastante personal profesional para preparar el pan y las tortas, y otros cuantos para la atención en caja, la limpieza del establecimiento y, dependiendo de la concurrencia de tu negocio, para atender permanente a tu clientela.

Por su parte, la elaboración de pastelería, dulces y delicadezas requiere de mayor espacio, pero a su vez produce ganancias más altas que la venta corriente de pan.

Recomendado: Cómo abrir una panadería de éxito

5. Un bar

amigos divirtiéndose en un bar

La apertura de un bar en un barrio requiere de una baja inversión. Por lo general, este tipo de negocio en los barrios son locales de pequeño o mediano tamaño para alojar unas pocas mesas, un televisor y un mostrador para el despacho de bebidas. En el menú, puedes optar por preparar aperitivos y comidas rápidas. Los refrescos no pueden faltar, al igual que un buen surtido de vinos, cervezas y otro tipo de alcohol local. Por último, es recomendable tener un buen equipo de sonido o una rocola.

En cuanto a personal, para este tipo de negocio deberás tener por lo menos una persona en caja que también pueda hacer de mesero y una persona que se encargue de la limpieza para iniciar.

6. Un restaurante

fachada de restaurante

Este es otro negocio de éxito asegurado. Un restaurante de barrio es la respuesta perfecta para las personas que no saben o no tienen mucho tiempo para cocinar y trabajan desde casa. También será la primera opción de los locales aledaños y de los trabajadores ocasionales en la zona.

Es indispensable que, además de platos especiales, ofrezcas un menú casero que haga sentir a tus clientes como si estuvieran comiendo en casa.

En cuanto a personal, para iniciar este negocio necesitarás uno o dos cocineros, y una persona que te ayude como mesero y en la caja.

7. Una farmacia

negocio de farmacia con dos mujeres, una atendiendo y otra comprando

Otro tipo de negocio indispensable en un barrio son las farmacias. La mayoría de cosas que se venden en este tipo de negocio son cosas «de emergencia» que cualquier vecino querrá tener muy cerca.

Lo ideal es que además de vender medicamentos puedas ofrecer algunos servicios de primeros auxilios para pequeñas heridas como cortadas o golpes y molestias como dolores estomacales o de cabeza.

Para este tipo de negocio necesitarás al menos una o dos personas especializada y certificada en el manejo de productos medicinales. También sería preferible que tuvieran un respaldo de que conocen de primeros auxilios.

Pasos para montar una tienda de barrio

Si deseas emprender un negocio de este tipo, te explicamos a continuación qué debes hacer y qué tener en cuenta para abrir tu propia tienda de barrio. ¡Toma nota!

1. Analiza tu barrio

Recorre las calles de tu barrio prestando mucha atención a la clase de negocios que tiene. Debes ver cómo está la competencia para tu idea de negocio y qué tan cerca se encuentra.

Si aún no has elegido qué negocio montar, es también una excelente manera de observar para saber qué es lo que no hay en tu barrio que tú puedas ofrecer.

Recuerda que un negocio exitoso es aquel que ofrece soluciones a sus clientes, y no simplemente consumo innecesario.

2. Elige la ubicación

Según el portal de estadísticas Statista, el 56% de lo que más valoran los españoles de una tienda de barrio es la cercaníaEntonces, para montar una tienda de barrio, la ubicación es fundamental si quieres que tenga éxito. Debes escoger un sitio central, de fácil accesibilidad y sobre todo, que esté cerca de una zona residencial o de oficinas. Recuerda que este comercio es más para tener clientela fija (vecinos), que esporádica. En este sentido, no es muy recomendable tener muy cerca otras tiendas del estilo.

En cuanto al local, este debe contar con el espacio suficiente para albergar una gran variedad de productos, pero no ser del tamaño de un supermercado de cadena. La idea es que los clientes puedan encontrar allí lo necesario para una compra rápida y completa en poco tiempo, así que largos pasillos y muchas cajas no son la mejor distribución del espacio.

No obstante, aunque la tienda sea pequeña, debe incluir una oficina administrativa, un área de depósito o almacén y un área de descarga.

3. Averigua por licencias y permisos

Cada negocio, incluyendo montar una tienda de barrio, necesita de permisos específicos en su país para poder operar. En el caso de una tienda de barrio, como estarás realizando una actividad comercial regulada, es fundamental que no te pases este paso por alto.

Para los negocios en donde se manipula comida, específicamente, seguro necesitarás un permiso o certificado de manipulación de alimentos, especialmente si se preparan productos in situ. También puedes averiguar acerca de las licencias para la venta de comestibles al por menor.

4. Selecciona tus proveedores

Trabaja con varios proveedores para que no te quedes sin mercancía. Los sistemas de distribución privados o de grandes cadenas de supermercados son bastante eficaces y logran cubrir la demanda en el tiempo adecuado. Tú puedes trabajar con agentes autorizados o directamente con los distribuidores de las marcas que te interesa comercializar.

5. Redacta tu plan de negocios

Luego de determinar tu idea de negocio y de estudiar a tu futura competencia, debes elaborar un documento llamado plan de negocios. En este, debes poner cosas como: 

  • En qué consiste tu idea de negocio, resumido en unas pocas palabras.
  • Cuáles son tus proyecciones a corto, mediano y largo plazo.
  • Presupuesto y gastos desglosados.
  • Proveedores de tu negocio.
  • Canales de distribución de tus productos (si los piensas comercializar por otros medios además de tu tienda física).
  • Estrategias y medios de publicidad y/o inauguración (si decides hacer uso de esto).
  • Un paso a paso con fechas establecidas para ejecutar tu plan, incluyendo el trámite de los permisos.

6. Adquiere lo necesario para empezar

Dependiendo del negocio que quieras iniciar al momento de montar tu tienda de barrio, deberás hacer una inversión en estanterías, vitrinas, neveras, barra de despacho, área de caja, carritos y/o cestas para la compra, sistemas de etiquetado, el inventario para la venta, etc.

Además, tienes que organizar un inventario de mercancía inicial. Trabaja con cantidades reducidas pero que se repongan con mayor frecuencia que en los supermercados grandes. Ten mayor cuidado con los productos perecederos, pues se dañan con mayor rapidez, así que debes invertir en los que más se venden. 

7. Contrata el personal necesario

mujer colocando huevos en una cubeta en tienda de barrio

En tu tienda no puede haber tantos trabajadores, pues el espacio es reducido. Una persona debe encargarse de la caja, que es donde más apoyo se necesita. Esa misma persona puede administrar el lugar si se organiza, aunque es recomendable que lo haga otro empleado, o tú mismo, desde la una oficina.

Si te decides a ofrecer tus productos a domicilio, para despachar la mercancía necesitarás una o dos personas más.

Planea algo de marketing

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

A pesar de que sea un negocio de barrio, es esencial anunciar la aparición de tu tienda para que las personas del sector tengan presente que ahora estás ahí. Puedes hacer una inauguración comercial ofreciendo promociones y descuentos para llamar la atención de quienes transitan por ahí. Son muchas las estrategias que puedes utilizar para ganar la fidelidad de tus clientes, como un sistema de cupones, tarjetones de descuento, promociones, etc.

También puedes repartir volantes a quienes estén cerca, montar un anuncio cerca del local y abrir perfiles en redes sociales. Quizás no consigas muchos seguidores al comienzo, pero puedes conseguir la atención de personas que vivan o trabajen cerca de tu tienda por medio del uso de etiquetas o siguiendo a quienes siguen los perfiles de comercios aledaños al tuyo o pertenecientes al mismo nicho.

Palabras finales

Las tiendas de barrio se caracterizan por estar integrados a un vecindario específico y, por lo tanto, la cercanía que pueden brindar a sus clientes. Asimismo, la confianza, garantía variedad de productos que le puedas ofrecer a la comunidad será fundamental para este tipo de negocio.

Existen muchas alternativas al momento de elegir cómo emprender. Pero para ver qué local poner en un barrio, solo hace falta que seas observador y creativo para elegir la opción más conveniente tanto para ti como para tus vecinos. ¡Anímate a intentarlo!

Lee también:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.