Cómo iniciar un negocio de ropa | Pasos para emprender en el mercado textil

ropa colgada expuesta en un cuarto

La industria de la moda es una de las más activas a nivel mundial. Factura alrededor de $2,6 millones de dólares al año, emplea más de 26 millones de personas y representa alrededor del 7% de las exportaciones globales. Por esta razón, el mercado textil siempre será una gran opción para emprender si sientes pasión por el mundo fashion. Si quieres aprender cómo iniciar un negocio de ropa paso a paso, lo que esto conlleva y algunos tips de éxito para tener tu propia tienda de ropa online, ¡sigue leyendo! Aquí te lo contamos todo.

Lo que implica empezar tu propio negocio de ropa

establecimiento-negocio de ropa

Al tener tu propio negocio de ropa, tendrás que tener en cuenta algunos puntos que te exponemos a continuación.

Trabajarás por tus propios ideales

Si decides tener tu propio emprendimiento de este tipo, es porque te apasiona el mundo de la moda. Ya sea que quieras vender tus propios diseños o hacer más accesible esta industria a ciertas personas. Cualquiera que sea tu ideal, será lo que te mueva para trabajar en tu proyecto. Esto es muy positivo, ya que una causa muy común por la que la gente se siente desmotivada en su empleo es porque están trabajando para proyectos e ideales ajenos. En este caso, en cambio, cada triunfo te llenará de infinita satisfacción personal.

Tendrás mucha autonomía

Como será tu negocio, tendrás la libertad (y responsabilidad) de tomar todas las decisiones. Gracias a esto, podrás elegir horarios, estrategias, políticas y metas de tu empresa siempre teniendo como norte esos ideales que te movieron en un inicio a fundar tu negocio.

Sin embargo, debes manejar este poder con mucha precaución. Recuerda que un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Podrás obtener mayores ingresos

El trabajo duro tendrá sus recompensas y podrás conservar todas las ganancias en principio. Sin embargo, ten en cuenta que también deberás asumir todas las pérdidas que se lleguen a producir.

Tu trabajo será de tiempo completo

A pesar de que tendrás la libertad de acomodar tu trabajo en principio, iniciar tu propio negocio de ropa implica que deberás trabajar más que nadie. Exactamente igual que a un padre, a nadie le importará más que a ti lo que pase con tu compañía. Deberás resolver todas las emergencias en cuanto se presenten y seguramente te convertirás en el tipo de persona que deba contestar una llamada en medio de una cena familiar.

Deberás tener una alta tolerancia a la frustración

Ningún proyecto termina ejecutándose 100% al pie de la letra de como se planea. Siempre surgen imprevistos que tal vez demoren tus planes o hagan que salgan de una forma diferente a como lo tenías pensado, pero esto no significa que debas rendirte. En cambio, como lo dijimos más arriba, siempre debes tener una mente abierta dispuesta a adaptarse a lo que haga falta.

El networking es esencial

Aunque puede que empieces trabajando solo, para iniciar tu propio negocio de ropa exitoso, si quieres crecer y expandirte, eventualmente deberás trabajar con otras personas. Una forma de encontrar con qué personas hacerlo es asistiendo a espacios de interés en tu mercado. Entonces, desde visitar otras tiendas de ropa (tanto físicas como online), hasta asistir a workshops, y otros eventos relacionados con el mundo fashion, te ayudará a conocer a otras personas a quienes les apasione el tema.

En un principio, así no empieces a trabajar con nadie directamente, es necesario que le pidas la opinión a tu familia y/o amigos para que tengas una visión externa y más objetiva de tu negocio.

Tendrás que ser un experto en el medio

Desde los trámites legales necesarios para empezar tu propio negocio de ropa en tu país hasta los mejores canales y técnicas de distribución, deberás saberlo todo de tu mercado. Para adquirir esta experiencia, puedes empezar por intentar responder a las preguntas: ¿cuál es mi competencia?, ¿quiénes son mis posibles clientes?, ¿están dispuestos a comprar mis productos?, ¿por qué los comprarían?

Una vez tengas al menos una noción de la respuesta a esas preguntas, podrás empezar a dar los pasos necesarios para iniciar tu propio negocio de ropa. Te los mostramos a continuación.

Cómo empezar un negocio de ropa: paso a paso

negocio de ropa de sombreros

#1. Escoge tu nicho de mercado

A menos de que tengas un increíble capital de inversión y un enorme equipo de trabajo para poner uno de esos negocios que venden cualquier tipo de ropa imaginable, deberás empezar por algo más sencillo. Entre más específico sea el público al que le apuntes, más fácil será empezar a crear una comunidad alrededor de tu marca.

Entonces, el primer paso que debes dar es escoger en qué área específica de la moda te desempeñarás. Esta precisión puede estar dada a partir del producto que vas a vender, los precios que vas a ofrecer o el servicio que brindarás.

Distinguirse a partir de los productos

Si quieres que la esencia de tu marca esté directamente relacionada a los productos que vendes, entonces debes elegir qué tipo de productos serán. ¿Venderás sombreros, camisas, pijamas, vestidos, zapatillas, accesorios? Aunque no necesariamente debas elegir un único producto, de esta manera será más fácil hacer que tu marca tenga un perfil claro para los clientes potenciales.

Supongamos que decides iniciar tu negocio de ropa con pijamas, por ejemplo. Una persona que esté buscando este producto específico, seguro visitará tu negocio porque sabe que le vas a ofrecer muchas más opciones que una tienda que no se dedique especialmente a esto. O, por ejemplo, una persona que esté buscando zapatos preferirá ir a una tienda que venda exclusivamente calzado antes que a una tienda que ofrezca toda clase de ropa.

Para destacar por tus productos, tienes otras mil opciones. También puedes distinguirte por el tipo de material que utilizas. Por ejemplo, ¿qué tal si ofrecieras solo productos hechos de tela ecológica? o zapatos únicamente de charol. Incluso, puedes caracterizar tus productos haciendo que sean de un único color: ¿qué tal vender toda clase de ropa pero que únicamente sea en tonos de rosa?

Una cuarta opción para destacar es a partir de la definición línea específica para tus productos. Tu tienda puede ser de ropa deportiva, escolar, para mujeres embarazadas, ropa interior, ropa para la playa, trajes elegantes, etc.

Distinguirse a partir de los precios

Otra opción para añadir un valor agregado a tu negocio es con los precios. En primer lugar, es aconsejable mantener tarifas estables para que tu cliente pueda identificar fácilmente qué tipo de tienda eres. No puedes ofrecer lo mismo artículos de 1 dólar que artículos de 1000 dólares porque será confuso para las personas. Entonces, maneja un rango de tarifas promedio que sea coherente con la cantidad de dinero que tu público objetivo esté dispuesto a invertir en esta industria.

Una segunda opción respecto a esto es manejar un precio único para todos tus productos. Esto es muy atractivo para los clientes, pues de esta manera eliminan una de las variables que puede generar incertidumbre al momento de realizar una compra.

Distinguirse a partir del servicio

Por último, tu marca puede distinguirse por los servicios que ofrezca. ¿Qué tal ofrecerle a tus clientes la posibilidad de personalizar sus prendas? Y no estamos hablando únicamente de ofrecer camisetas estampadas con diseños a elección (aunque esa es otra gran idea).

Mira, por ejemplo, esta tienda de ropa colombiana en donde diseñan sus prendas a partir de fotografías.

¿Qué tal ofrecerle a tus clientes la posibilidad de llevar sus propias fotos no simplemente en camisetas estampadas, sino en diseños tan lindos como ese?

#2. Analiza las tendencias del mercado

Una vez hayas elegido tu producto estrella, deberás hacer un examen lo más exhaustivo posible del mercado de tu interés. Si decides vender sombreros, entonces busca qué otras tiendas de sombreros hay en tu ciudad, qué productos se ofrecen online, qué opina la gente de esos productos, qué alcance tienen esos productos (local, nacional o internacional), cuál es el precio mínimo y/o máximo por el qué se encuentran, etc.

Todo lo que se te ocurra que debes saber, debes averiguarlo en este punto. Nada sobra. Analizar la competencia te puede orientar sobre precios, canales de distribución, estrategias de publicidad, entre otros. Sin embargo, no se trata de copiar lo que hagan los demás, al contrario. Se trata de recopilar información para saber cómo diferenciarte.

#3. Define tu público objetivo

Para iniciar con un negocio de ropa, debes definir las edades, los gustos, las profesiones o aficiones de tus potenciales clientes. Si vas a vender ropa deportiva, ¿será para mujeres, hombres, niñas y niños? ¿qué clases de deportes practican? ¿será ropa que únicamente puedan utilizar al practicar deporte?

Entre más detalles conozcas sobre tu cliente, mejor campañas de publicidad podrás hacer para que adquiera tus productos. Observa cómo usan esta estrategia grandes compañías.

#4. Especifica aún más cuál será tu producto y las bases de tu negocio

Digamos que en este punto ya elegiste que tu nicho de mercado será la venta de mochilas. Ya decidiste que para destacar tu producto las venderás a un mismo precio alrededor de los 30 dólares y que le ofrecerás a tus clientes la posibilidad de personalizar sus adquisiciones con parches. Igualmente, has venido analizando cómo funciona la oferta de este tipo de producto, tanto en físico como en línea, y ya te sientes con la suficiente confianza como para definir un público objetivo. Decides que este será: chicas de entre 15 y 25 años que vayan a la escuela.

Ahora que tienes toda esta información, para poder tener tu propio negocio de ropa, puedes empezar a trabajar, por un lado, en detalles de tu producto como los diseños de las mochilas, por ejemplo. Por otro lado, es hora de que definas cómo funcionará tu negocio. ¿Será presencial? ¿virtual? ¿una opción híbrida? ¿Qué alcance quieres tener? ¿Quieres ofrecer tus productos a nivel local, nacional o internacional? Estas decisiones serán lo que orienten las elecciones que hagas de este paso en adelante.

#5. Define cómo vas a adquirir tus productos

sacos exhibidos en negocio de ropa

Si te encanta hacer ropa o accesorios o cualquier otro producto fashion, no tendrás problema con cómo adquirir la mercancía inicial para vender porque serás tú mismo quien se encargue de la creación de los productos. Pero, si no sabes cómo hacer esto, no te preocupes, puedes elegir trabajar con cualquier tipo de productos de los que conozcas un proveedor. Para esto, deberás buscar qué es lo que está fabricando la gente en tu ciudad o país en la industria de moda local o puedes utilizar algún proveedor en línea para empezar a tener tu propio inventario. Aquí te dejamos algunas ideas:

  1. Ropa Hermosa Mujer
  2. SHEIN
  3. CLP Spain
  4. Multilineas Moda
  5. Dafiti
  6. Light in the box
  7. Ericdress
  8. Bang good
  9. Alibaba
  10. Amazon
  11. Aliexpress
  12. Proveedores.com
  13. Banggood
  14. China Brands
  15. BigBuy

Una tercera opción es vender ropa de segunda mano, que puede ser tu misma ropa, la de tus amigos, conocidos y familia.

#6. Establece el medio y canales de distribución

Este paso es fundamental. Debes definir por qué medio realizarás las ventas de tus productos. Puede ser desde una tienda en Instagram, una tienda online, o un local físico. Lo importante es que tengas claro qué medio utilizarás para dar a conocer tus productos.

Por otro lado, a menos que te decidas a utilizar el método de Dropshipping, o que tu negocio sea exclusivamente físico, si quieres expandirte o iniciar un negocio de venta de ropa por internet, serás tú quién tendrá que encargarse de la logística para los despachos de tus productos. Tu elección respecto a con cuál empresa adquirir este servicio, deberá responder en 3 niveles dependiendo de tu alcance y proyecciones:

1. Local o nacional

En cada país o ciudad existen diferentes empresas de mensajería que ofrecen sus servicios de despacho a nivel nacional. Entonces, lo primero que debes hacer será un análisis comparando precios, tiempo de entrega, formas de pago y otros beneficios que te pueda ofrecer cada una de estas compañías. Esto con el propósito de tomar la decisión que más le convenga a tu negocio y no simplemente escogiendo lo primero que encuentres.

2. Regional

Ahora, si tu objetivo es trascender la frontera y llegar a países aledaños al tuyo, puedes investigar sobre las empresas de envío y mensajería que operen a nivel regional. Es decir, si vives en Colombia, necesitarás de una empresa que haga envíos a toda Latinoamerica, pero si vives en España, deberás averiguar por una que tenga servicio en toda la Unión Europea.

3. Internacional

Finalmente, si las proyecciones que tienes para tu negocio de ropa son de corte a nivel internacional y quieres romper los límites que te pone el continente, deberás averiguar costos, tiempos y beneficios con una compañía que te ofrezca servicio internacional. Las más conocidas actualmente son DHL y FedEx.

La elección de lo anterior te implicará ciertos gastos que deberás tener en cuenta al momento de establecer el precio de tus productos.

#7. Elige los canales de publicidad

Si no promocionas tu negocio, será muy difícil que alguien además de tu familia y amigos más cercanos conozcan tu negocio. Entonces, dependiendo de tu presupuesto, deberás diseñar diferentes estrategias de publicidad apuntándole a ese público objetivo que definiste en el paso #3.

Si tienes poco presupuesto, un canal muy viable son las redes sociales. Y si tu público es juvenil, ellas serán una forma ideal para conseguirlos. De hecho, según el estudio «The Global State of Digital in 2019» de Hootsuite y We Are Social, la audiencia que más utiliza las redes sociales se encuentra en un rango de edad de 18 a 34 años. Prueba con Facebook, Instagram y Youtube. E, incluso, si tu emprendimiento va en esta onda digital, puedes considerar invertir en Google AdSense.

Por otro lado, si tu negocio tiene más que ver con una línea escolar, por ejemplo, otro método más tradicional podría ser repartir volantes alrededor de los colegios.

También puedes utilizar otros medios de comunicación más tradicionales dependiendo de tu presupuesto de inversión. Algunos de ellos son la radio, la televisión o las vallas publicitarias.

#8. Planea tu inversión

Ahora es el momento para pensar en números. Una vez tengas planeados todos los detalles respecto a la producción y distribución de tu producto, podrás empezar a hacer las cuentas reales respecto a los costos iniciales de inversión. Para ello, es fundamental que tengas en cuenta los costos de:

  • Los trámites legales para poner en funcionamiento tu negocio de ropa.
  • Local (ya sea presencial o un host en internet).
  • Producción de los productos a ofrecer.
  • Distribución de los productos por los diferentes canales.
  • Publicidad.
  • Mercancía inicial.
  • Bodegaje.

#9. Arma tu catálogo

¡Ojo! El mundo de la moda es muy visual. Entonces, cualquier producto que ofrezcas (sobre todo si es en línea) entrará por los ojos. Asegúrate de tener fotos muy atractivas de lo que vendes, ya sea con o sin modelos. Y ahora sí, teniendo claros los costos que implicarán tu negocio, podrás hacer una tentativa mucho más real del precio de tus productos, que también deberán estar incluidos en tu catálogo.

#10. ¡Ejecuta tu plan!

En resumen, tras seguir todos los pasos anteriores, para iniciar tu negocio de ropa deberás tener claro:

  • Qué vas a vender (incluyendo todos los detalles del producto)
  • Cómo lo vas a vender (a qué precio, con qué modelo de negocio, con qué estrategias de publicidad)
  • Dónde lo vas a vender (por medio de qué canales de distribución).

Si esto es claro como el agua, ¡entonces es la señal para que empieces con la ejecución de eso que has estado planeando durante tanto tiempo!

Algunos tips de éxito para tu tienda de ropa

maniquies de vestidos y camisas

Una vez hayas logrado iniciar tu propio negocio de ropa, tendrás que mantener el trabajo duro para seguir creciendo. Te dejamos algunos tips para lograrlo:

  • Si tienes una tienda online y no usas ninguna pasarela de pago sino que te consignan a tu cuenta bancaria, solicita el pago por adelantado para asegurar las compras.
  • Pon un plazo límite de pago en los productos que están interesados tus clientes para no perder ventas.
  • Comparte por redes sociales las reacciones de tus clientes satisfechos para generar credibilidad.
  • Renueva tu oferta constantemente.
  • Has concursos y promociones.
  • Sé receptivo a las sugerencias de tus compradores.

Palabras finales

Emprender requiere de mucha disciplina y constancia. No se trata únicamente de tener una buena idea de negocio y tener dinero para realizar una inversión inicial. Aunque estas dos cosas son fundamentales, inicialmente, también necesitarás una fuerte inversión de tiempo, esfuerzo y dedicación constantes para lograr establecer un proyecto exitoso.

Además, debes tener una serie de consideraciones que implican investigación y estudio previo que te pueden tomar meses. El mundo empresarial está permanentemente en cambio, así que debes tener la capacidad de adaptarte a las nuevas tendencias y dinámicas. En la época en la que vivimos, un negocio que hoy puede ser un éxito rotundo, en unos cuantos años podría quedar obsoleto si no sabe adaptarse. Mira, por ejemplo, el caso de Blockbuster, una franquicia de renta de películas que, después de tener 9000 establecimientos a nivel mundial, quedó en bancarrota cuando empezó a arrasar el servicio por streaming.

Por otro lado, para lograr esto, también deberás tener la habilidad de identificar con perspicacia hacia dónde se está moviendo el mercado de tu negocio. Tanto para iniciar como para cuando ya hayas alcanzado la estabilidad, esto te será infinitamente valioso.

Ahora ya sabes cómo iniciar un negocio de ropa paso a paso. Esperamos que esta información te haya servido para que te animes a emprender y empezar a generar ingresos a partir de eso que te apasiona. ¡Mucha suerte!

Lee también:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.