Si te apasionada la nutrición, el fitness y la salud, abrir un centro de yoga es una oportunidad de negocio ideal para ti. Los días en que pocos practicaban esta actividad han quedado atrás. Y es que el yoga es un ejercicio relajante y de bajo impacto que se ha vuelto muy popular en los últimos años, además de que proporciona a los participantes una excelente salud física y mental.

Consciente de una audiencia asegurada, quizás te has planteado ofrecer clases de yoga o conoces a alguien interesado en hacerlo, pero… ¿qué te parece abrir un centro de yoga? En esta guía que te presentamos hoy vamos a enseñarte todos los pasos para saber cómo hacerlo y brindarte los consejos para que lo logres con éxito.

¿Qué es un estudio de yoga?

La yoga es relajante

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Este método de ejercicio utiliza la postura corporal y ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud en general. El yoga evolucionó como práctica espiritual hace miles de años. Hoy en día, la mayoría de los occidentales practican yoga para estar en forma y aliviar el estrés.

Ahora que ya sabemos de qué va el yoga, hablemos de cómo funcionan las clases. Lo cierto es que existen clases físicas, clases online, clases personalizadas, clases grupales, etc. También puedes elegir y combinar métodos de aprendizaje según tus preferencias y condiciones.

Sin duda, el yoga es una de las actividades más populares en nuestra sociedad actual. Cada vez más personas buscan una salida para deshacerse del estrés por el que pasan a diario y también ofrece muchos beneficios físicos y mentales. Por ello, te recomendamos que prestes atención a cómo abrir un centro de yoga para que te insertes en este negocio.

Tipos de clases que puedes ofrecer en un centro de yoga

Abrir un centro de yoga, para enseñar distintos tipos de posturas relajantes

El primer consejo a tener en cuenta al iniciar este tipo de negocio es saber de manera exacta qué tipo de curso estás intentando ofrecer. El yoga es un campo con más de 50 estilos diferentes. No cubriremos todos estos en el artículo pues no queremos que te quedes dormido en la pantalla. Sin embargo, sí te dejaremos saber cuáles son los estilos de yoga más populares y solicitados en la actualidad.

  • Ashtanga o yoga de fuerza: Este tipo de yoga ofrece ejercicios más desafiantes. En estas lecciones se pasa rápidamente de una pose a otra.
  • Bikram o yoga caliente: Se realiza una serie de 26 poses en una habitación entre 35 ° C y 37,8 ° C. El objetivo es calentar y estirar los músculos, ligamentos y tendones y limpiar el cuerpo con sudor.
  • Hatha Yoga: También se utiliza a veces como término genérico para el yoga. Por lo general, incluye tanto la respiración como la postura.
  • Iyengar: Los tipos de yoga suave incluyen la respiración, el canto y la meditación. Un estilo que presta atención a la correcta alineación del cuerpo. También puedes mantener estas posturas durante mucho tiempo.
  • Kundalini: Enfatiza el efecto de la respiración en la pose. El objetivo es liberar energía de la parte inferior del cuerpo para que pueda elevarse.
  • Viniyoga: Este estilo adapta la pose a las necesidades y habilidades de cada persona y regula la respiración y las posturas.

Qué se necesita para abrir un centro de yoga

¿Qué necesitas para abrir un centro de yoga y que tus clientes asistan?

Tener un estudio de yoga puede ser muy beneficioso: el número de personas que practican esta actividad aumenta un 20% cada año. Entonces, si estás pensando en abrir un centro de yoga esta guía completa te dará los pasos y consejos para el éxito.

banner-ebook-como-iniciar-no-una-sino-100-ideas-negocios-interior

Requisitos para abrir un centro de yoga

El primer paso que debes dar para iniciar este negocio es registrarte como autónomo y obtener el permiso que autoriza a ejercer esta actividad. También necesitarás una licencia de obras que te permita crear el local con el diseño que quieras, así como una licencia de apertura para cuando decidas abrir tu negocio.

Elige los tipos de yoga o pilates que vas a ofrecer

Es muy importante que definas cuanto antes el tipo de yoga que ofrecerás en el estudio.  Tu elección puede depender de muchas cosas, por ejemplo, del estilo de yoga que entrenes, o del instructor que pretendas contratar para enseñar.

La decisión es tuya como gestor del negocio pero, ¿quieres una ayudita? Una recomendación que te damos es que investigues quiénes serán tus clientes y cuál sería el tipo de yoga que más les puede interesar. ¿Cómo hacerlo? Sencillo, si tu centro está ubicado en un área con una población de mujeres embarazadas, puede que sea una buena idea realizar clases de yoga prenatal.

Ubicación de un centro de yoga

Es una buena idea comenzar con una habitación de 100 a 130 pies cuadrados y cerca de un estacionamiento o un área concurrida. Depende de ti comprar o alquilar la habitación, pero es mejor alquilarla primero. Es más rentable, ya que no requiere mayor inversión. Antes de firmar un contrato de arrendamiento, cuestiónate lo siguiente:

  • ¿Cómo puede contribuir la ubicación de un estudio a las ventas?
  • ¿Es fácil llegar a tu centro?
  • ¿Cuáles son las restricciones locales? Ten en cuenta que en algunas áreas existen restricciones inusuales que pueden afectar a tu negocio.
  • ¿El volumen del tráfico en los alrededores es alto? Analiza la cantidad de personas que pasan por el estudio de yoga o pilates en horario de oficina y el porcentaje de personas que podrían querer registrarse.
  • ¿Es fácil aparcar en la zona?
  • ¿Cuáles son los términos del contrato?
  • ¿Cómo debe ser un espacio para yoga?

Equipos y accesorios en un centro de yoga

Si algo no puedes saltarte en esta guía de cómo abrir un centro de yoga es el momento donde defines qué muebles, accesorios y equipos debes comprar para decorar tu espacio. Acá te dejamos nuestras sugerencias:

  • Debes empezar con la recepción: es el primer sitio al que llegarán tus clientes, y por el que se decidirán a apuntarse a tus clases o no.
  • Buenos mostradores, fotos y alfombras con imagen de la empresa y paredes con frases positivas causarán una buena impresión en las personas entrantes.
  • Tapetes de yoga, pelotas, espejos panorámicos (de piso a techo y de pared a pared), bloques, columpios de aero-yoga y tiras de yoga.
  • Estantería para guardar equipo.
  • Se recomienda tener circuito cerrado de televisión. Computadora y sistema de audio.
  • También, adquiere otros complementos como lámparas, sillas o sillones, estanterías, percheros para colgar abrigos o chaquetas, o incluso taquillas para que los clientes guarden sus pertenencias.

8 pasos para abrir un centro de yoga

El yoga es una de las actividades más populares en nuestra sociedad actual. Cada vez más personas sienten que es una salida para liberarse del estrés diario y también aporta muchos beneficios físicos y mentales. Es momento de que corras a buscar lápiz y papel para comenzar a tomar notas y responder a las preguntas de creación de tu centro de yoga.

1. Escribe tu plan de negocios

La planificación empresarial es una parte integral de cualquier tipo de negocio que desees iniciar. Este plan requiere que ingreses todos los datos e información del centro para que sepas qué acción tomar. En este bosquejo debes incluir:

  • Una descripción clara del concepto del negocio de yoga.
  • ¿Qué ocurre con el mercado?: quiénes son tus clientes, cuántos años tienen, qué hacen, qué aficiones tienen, etc.
  • ¿Quiénes son tus competidores potenciales y cómo pueden influir en tu negocio?
  • Tipos de clases ofrecidas y precios fijados para cada actividad.
    Información financiera detallada (alquiler de locales, costos de equipos, contratación de personal, etc.).
  • ¿Cuánto dinero tienes y cuánto necesitarás?
  • ¿Qué estrategia publicitaria utilizas para promocionarte?

Suena difícil, pero en realidad es más fácil de lo que piensas. Debes estar tranquilo y no abrumarte, analiza un punto a la vez. Asegúrate de ingresar toda la información en cada sección con el mayor detalle posible. De esta manera, puedes crear un gran plan de negocios que lo llevará al éxito.

2. Crea un presupuesto para tu espacio de yoga

Al iniciar necesitas capital inicial para abrir un centro y poder mantenerlo hasta que sea completamente rentable. Por lo tanto, crear un presupuesto puede ayudarte a comprender cuánto necesitas y también a determinar si necesitas solicitar un préstamo para comenzar.

Este presupuesto debe incluir todos los costos antes y durante al menos 6 meses después de la apertura. En general, los costos a considerar son:

  • Renta del espacio donde se ubica el estudio.
  • Gastos de puesta en marcha de la empresa: licencia de funcionamiento del ayuntamiento, registro fiscal.
  • Si vas a realizar trabajos de reparación (paredes insonorizadas, baños, etc.).
  • Mobiliario para tu centro (lámparas, sillas, mesas, etc.).
  • Materiales obligatorios (colchonetas escolares, almohadas, mantas, etc.).
  • Salario del personal (otros profesores, recepcionista).
  • Costos variables de electricidad, calefacción, aire acondicionado, agua, etc.
  • Pequeño presupuesto para publicidad y promoción.

3. Descubre quiénes serán tus clientes potenciales

Una parte importante en el proceso de cómo abrir un centro de yoga es saber quiénes son nuestros clientes. Sin ellos no habría ventas y si estas no existen no tendríamos ingresos, ganancias o beneficios para el negocio.

Investiga quién podría estar interesado en tu negocio para que puedas promocionarlo mejor y brindar un excelente servicio al cliente. Pero también hay que buscar otros aspectos como sus principales intereses, las webs y medios que gestionan (redes sociales, periódicos, revistas) y el poder adquisitivo.

Estos datos son muy importantes porque te ayudan a descubrir una multitud de cosas, como cuánto gasta un cliente en una clase, cómo atraer clientes y dónde puede publicitar.

4. Piensa en el precio que pondrás a tus clases

En general, los centros operan con una suscripción prepago para permitir a los clientes acceder a cursos y algunos servicios adicionales. Por tanto, estas suscripciones son mensuales y dan acceso a cursos específicos (por ejemplo, 8 cursos por mes).

Aunque algunos estudios ofrecen bonificaciones trimestrales o anuales más económicas e incluyen algunos cursos adicionales para atraer a más estudiantes. Debes decidir con qué tipo de pago comenzar. La mejor idea es comenzar con una suscripción mensual. Si funciona, estableces diferentes tarifas que se ajusten a las necesidades de tus clientes.

Un consejo muy eficaz aplicado por la mayoría de los centros de yoga es que la primera clase es gratuita, por lo que las personas interesadas pueden practicar yoga y luego unirse a la clase paga.

5. Crea una estrategia de publicidad para promocionarte

Aquí hay una variedad de técnicas de autopromoción que se pueden usar sin gastar mucho dinero. Son muy útiles para atraer clientes.

  • Pega un póster de tu estudio de yoga en la calle cerca al local.
  • Publica anuncios en la calle.
  • Haz pequeños folletos y mételos en los buzones de las casas.
  • Si tienes presupuesto suficiente, coloca tu anuncio en periódicos y revistas relacionados con el mundo empresarial.
  • Abre una cuenta de Facebook, Twitter e Instagram para tu empresa.
  • Crea tu propio blog o sitio web para la investigación. Esto hará que les resulte más fácil a los clientes encontrarte en Internet.
  • Se amable con tus clientes. De esta manera, hablarán de ti con sus amigos y conocidos para recomendar tus servicios.
  • Ofrece clases y charlas gratuitas para atraer a más alumnos. Puedes hablar de temas como nutrición, autoestima, posturas, entre otros.

Recomendados:

6. Vende objetos relacionados con el yoga

Una buena idea para expandir tu escuela de yoga y aumentar tus ganancias es vender artículos relacionados con el yoga en el estudio. Los acudientes pueden verlos cuando llegan al salón y es mucho más conveniente comprar localmente que buscar en otra parte o ir a otra tienda.

Esta estrategia también puede atraer nuevos clientes a su negocio. Si alguna persona no puede ir a clase porque su horario no lo permite, puede comprar sus herramientas para hacerlo desde casa con la ayuda del asesoramiento de los encargados del centro de yoga.

Se pueden colocar estanterías y muebles en la entrada o en la recepción para exhibir los productos a la venta. Ofrece variedad y calidad: alfombras, mantas, zafu (cojines de meditación), incienso, velas, perlas e incluso libros y cosmética ecológica.

7. Organiza los horarios para tus clases

Hay tres cosas que deben quedar muy claras aquí: las clases que se ofrecen en el estudio, la duración de cada clase y cuándo el cliente quiere asistir a la clase.

Las clases suelen durar de una hora a una hora y media, pero debes decidir el mejor momento para cada entrenamiento. Si la persona que asiste a tu clase es una mujer embarazada o una mujer con un niño, es posible que prefieran hacer yoga por la mañana mientras el niño está en la escuela.

Sin embargo, si es estudiante o está trabajando, seguro que asistirá al centro por la tarde después del trabajo. Por lo tanto, trata de concentrar el mayor número de clases posibles en los horarios que mejor se adapten a tus clientes para que tengan más facilidad en acudir a tu centro.

8. Contrata un seguro de accidentes

Antes de comenzar tu instalación, es una buena idea contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra cualquier problema que pueda surgir con cualquiera de los asistentes de las clases de yoga.

Después de todo el yoga es una actividad física en la que la postura puede causar lesiones debido a errores de los alumnos y si implementas una política al respecto, te ahorrarás muchos problemas y dolores de cabeza.

Debes ponerte en contacto con diferentes compañías de seguros y preguntar por las características y precios de las instalaciones deportivas y gimnasios para poder comparar diferentes compañías de seguros.

Consejos para que tu negocio de yoga tenga éxito

El número de profesores y espacios de yoga en el mundo es bien alto y sigue subiendo. Con una gama tan amplia de servicios es difícil tener éxito. Como resultado, muchos estudios de yoga nuevos han tenido dificultades desde el principio. Muchas personas abandonan la empresa durante los dos primeros años.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

¿Por qué? El desafío corporativo de abrir un centro de yoga simplemente puede subestimarse. Por eso queremos darte cinco consejos importantes para destacar en tu centro.

1. Piensa en fuentes de ingresos adicionales: Vale la pena escuchar las necesidades de los estudiantes de yoga porque hay muchas posibilidades para seguir generando ingresos no solo con las clases.
2. Construye una red y utilízala: Debes ser innovador, activo, hablar con la gente y, lo más importante, contarles sobre tu curso de yoga. Las reseñas siguen siendo la forma más eficaz de promocionar un estudio local. Y lo mejor de todo, ¡es completamente gratis!
3. Piensa siempre en el coste real: La principal fuente de ingresos de tu estudio debería venir de las clases.
4. Desarrolla tu característica distintiva: Piensa por qué tus clientes eligen tu estudio sobre otros estudios. Pregúntale a tus alumnos por qué acudieron a tu centro de yoga y qué más quieren lograr en él.
5. Colabora con socios: Las asociaciones te permiten desarrollar tu clientela. Al mismo tiempo, ampliaremos nuestra red colaborando con otras empresas. Los nuevos miembros están interesados ​​en las clases de yoga y pueden convertirse en clientes de pago.

Palabras finales

Con estos 8 pasos, puedes comenzar a realizar tu sueño de abrir tu propio centro de yoga. Sin embargo, no subestimes la cantidad de trabajo que implica. Iniciar un nuevo negocio requiere investigación, planificación, una inversión de tiempo y capital y la voluntad de asumir riesgos.

Sin embargo, con determinación, compromiso e iniciativa para superar los obstáculos, abrir tu estudio de yoga y llevar el yoga a la vida de todos puede ser muy gratificante. Instalar y administrar un estudio de yoga exitoso lleva tiempo. Pero con un plan sólido, tus sueños pueden hacerse realidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.