Consejos prácticos para montar un café colonial y tener éxito

Anuncios publicitarios

Una antigua tradición alemana puede convertirse en un nuevo proyecto de emprendimiento, que si bien puedes considerarla, podría ser rápidamente una próspera fuente de ingresos económicos.

La tradición de los cafés coloniales se hizo conocida debido a la demanda de viajeros y de turistas, que al llegar tarde en la noche en regiones poco concurridas, donde no había hoteles o incluso restaurantes, eran acogidos por los colonos.

Los habitantes de estas localidades se disponían a atender a los viajeros, con alojamiento y comidas, poniendo a la mesa lo mejor dentro de las costumbres germánicas. El café colonial también tiene su origen en la mesa de muchos agricultores que poblaron las más diversas regiones agrícolas del mundo.

El café matinal representaba la mesa del colono, que antes de ir muy temprano a hacer sus quehaceres en sus pequeñas propiedades rurales, tomaba un reforzado desayuno. Como quedaba todo el día involucrado en el pesado trabajo de la roza, el ‘café del colono’ necesitaba ser reforzado. Era esa merienda matinal que proporcionaría suficiente energía para el desempeño de las arduas funciones del día.

Esta idea se ha ido incorporando en locales como panaderías, pastelerías o locales para desayunar, cada vez es más frecuente observar este tipo de establecimientos especializados en servir café y abundante comida.

lea también:

6 consejos para montar un negocio de café colonial exitoso

# 1 – Apueste en la variedad

El gran diferencial de este tipo de café es la cantidad diferenciada de comidas y opciones. Apueste en los más diversos gustos.

# 2 – Local atractivo a turistas

Así como en la historia inicial de cómo estos cafés fueron creados, aunque pueda atender necesidades locales, el café colonial está orientado hacia los turistas.

Esto significa que es interesante buscar lugares específicos, próximos a aeropuertos, carreteras, puntos turísticos y entrada de ciudades.

Anuncios publicitarios


# 3 – Mantente atento a la calidad de los alimentos

De nada sirve tener variadas opciones si no agradan a su consumidor. ¿Quién más visita su establecimiento? Hable con ellos en busca de sugerencias y evaluaciones de lo que está siendo servido.

# 4 – Mantente al día con el precio cobrado

Algo que caracteriza a los cafés coloniales es que suelen ser establecimientos de auto servicio con algunas opciones de menú a la carta, además, por cobrar un peso único por kilogramo de comida. Es por esto muy importante mantener un monitoreo constante en el precio de nuestros productos, para ello nos debemos ocupar en sacar cuentas de los costos y determinar un precio justo para nuestros clientes y un buen margen de ganancia para nosotros.

# 5 – Destáquese de la competencia

¡Halle un producto que lo diferencie del resto de establecimientos, sea creativo! Puede destacarse en productos alternativos como postres, merengadas, panecillos, fondue, aún mejor, algo originario del país donde se generó el concepto: salchichas alemanas.

# 6 – Tenga una tienda dentro de su local:

Con esto aprovecha la costumbre que tienen los turistas de llevarse algún souvenir o recuerdo de los sitios visitados en sus viajes, un recuerdo gastronómico o una merienda para el resto del viaje puede potenciar las ganancias de su negocio. Vender productos locales, mermeladas, jaleas, dulces o quesos son algunas de las múltiples opciones que puede vender.

¿Qué menú ofrecer en un café colonial?

Una de las cosas más importantes al momento de planificar un negocio de este tipo, es el menú que vamos a ofrecer a nuestros clientes, hay múltiples opciones que podemos utilizar, sin embargo, es recomendable considerar el origen alemán de este tipo de establecimientos y adaptarlos a la región, necesidades y costumbres gastronómicas del lugar donde estemos ubicados.

Como base podemos ofrecer un menú como el siguiente:

Anuncios publicitarios

  1. Entradas: vinos, panes, jaleas coloniales, jamones, quesos, morcilla.

  2. Pasteles: chocolate, zanahoria, maní, limón, rocambole, waffler, naranja, ricota y apfelstrudel (añada o cambie esas opciones por pasteles típicos).

  3. Salados: Lomo de cerdo y pollo a la milanesa, rissole de jamón y queso, croqueta de pollo, bollo de queso, salchichas cocidas, polenta frita, pizza de atún, pizza de jamón y queso, torta fría, picantes y quiche vegetariana.

  4. A la parrilla: Filete de cerdo, salchichas y filete de pollo.
  5. Bebidas frías y calientes: café, té, leche, zumos, chocolate.

  6. Tostadas y galletas: fresa, fresa morena,limón, chocomousse, nueces, coco quemado, galleta alemana y torta tentación  (añada o cambie estas opciones por tortas de ingredientes locales);

  7. Postres: mousse de maracuyá y chocolate, pudín de leche, pudín de coco, sagu con crema de leche, gelatinas, y helado.

    Anuncios publicitarios

lea también:

¡Monte un café colonial!

Ahora que ya sabe los principales puntos de cómo montar un café colonial es el momento de ponerlos en práctica y desarrollar su negocio. Recuerde invertir en la divulgación y la publicidad de su café. Las redes sociales pueden ser aliados preciosos a la hora de comenzar ese negocio.

¡Espero que te haya gustado este texto! ¿Nos vemos en el próximo? Hasta luego 😉

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.