Una guardería o jardín infantil es un establecimiento de cuidado y aprendizaje para los niños desde sus primeros años de edad hasta el inicio de su etapa de educación básica. Estos lugares han cobrado gran importancia en la sociedad a causa de la diversificación de la economía durante el último siglo. Pues, con la oleada de oportunidades laborales, tanto hombres como mujeres pasan menos tiempo en el hogar. Por tanto, requieren de un lugar confiable para dejar a sus hijos al cuidado. Esto ha despertado el interés de cientos de emprendedores en cómo montar una guardería y responder a esta alta demanda. Y, asimismo, contribuir a la formación integral y desarrollo de la primera infancia.

Con ánimos de resolver todas estas dudas, hoy hablaremos en detalle sobre cómo montar una guardería infantil. Profundizaremos acerca de los requisitos, trámites legales y pasos clave para poner en marcha este emprendimiento.

Requisitos para abrir una guardería

Requisitos para abrir una guardería

Es bien sabido que las guarderías son centros destinados al cuidado de niños en edades de 0 a 6 años. Por eso, deben cumplir con una serie de condiciones de carácter legal y administrativo que garanticen el bienestar integral de los infantes. Entre estas, se contemplan espacios seguros, personal titulado, normas de higiene y sanidad, formalidad y licencias de funcionamiento.

Dichas condiciones suelen variar en función de la legislación del país en el que opere el establecimiento. Sin embargo, existen ciertos elementos comunes en cuanto al procedimiento de registro. A continuación, veremos algunos de los requisitos relacionados con cómo montar una guardería privada en Colombia, México, España y demás países hispanos.

1. Forma jurídica

Dentro de la normativa para montar una guardería encontramos un trámite común a la creación de cualquier tipo de negocio. Se trata de elegir una forma jurídica para así catalogar el emprendimiento dentro de una estructura legal (persona natural o jurídica). La forma más común en estos casos es hacer el registro como una sociedad (persona jurídica), pero, ¿qué tipo de sociedad se recomienda para una guardería?.

Pues bien, el tipo de sociedad más recomendada para una guardería es la Sociedad Limitada, pues es la estructura más utilizada por pequeños empresarios autónomos. Esta se conforma por uno o más socios que participan equitativamente, por lo que la responsabilidad se limita al capital aportado por cada uno. De esta manera las deudas y obligaciones financieras recaen sobre el capital social de la empresa más no sobre el patrimonio personal de los socios.

2. Registro mercantil

Al abrir una guardería es necesario tramitar el registro mercantil, el cual permite a todos los empresarios ejercer su actividad comercial. Así como acreditar públicamente su calidad de comerciante y acceder a información empresarial. Contar con el registro mercantil es obligatorio para llevar a cabo los pasos siguientes.

3. Alta en el IAE

Otro de los trámites indispensables en cómo montar una guardería es realizar la inscripción correspondiente al pago de los Impuestos sobre Actividades Económicas (IAE). Los cuales son cobrados por la ejecución de cualquier actividad que genere ingresos.

4. Declaración censal de inicio de actividades

Luego de haber cumplido los requisitos anteriores es necesario realizar la declaración censal de inicio de actividades. Para ello, debes contar con el registro mercantil, al igual que adquirir y legalizar los libros de visitas.

banner-ebook-como-iniciar-no-una-sino-100-ideas-negocios-interior

5. Inscripción de la guardería ante el Ministerio de Educación

Este es un trámite administrativo propio de una guardería infantil. Aquí se realiza el registro del establecimiento en el Centro de Docentes No Universitarios del Ministerio de Educación. Lo anterior con el fin de verificar que cumpla con los requisitos para la formación de niños en etapa de primera infancia y que cuente con profesionales en educación infantil. En otras palabras, se refiere al registro de centros de enseñanza de procedencia no universitaria.

6. Licencia de actividad

Finalmente, en el proceso de montar una guardería tendrás que solicitar la licencia de funcionamiento o actividad. Con la cual, la entidad encargada, válida si el establecimiento cumple con las condiciones higiénicas, sanitarias, acústicas, de habitabilidad, seguridad y accesibilidad exigidas. Además de cocina, patio de juegos, comedor y unidades de aulas para niños de diferentes edades.

Este permiso otorga la facultad para dar inicio a las actividades en las instalaciones elegidas, ya sea un local o tu propia casa.

¿Qué se necesita para abrir una guardería?

Qué se necesita para un jardín infantil

Además de cumplir con los requisitos para montar una guardería infantil es necesario abarcar otra serie de aspectos elementales para su funcionamiento. Estos están relacionados con la ubicación, los insumos y el presupuesto. Veamos entonces qué se necesita para montar una guardería.

1. Ubicación y espacio

Ya sea que quieras montar una guardería en casa o alquilar un local para ello, la normativa exige que el lugar cuente con espacios diferenciados. Estos deben estar demarcados, señalizados y en perfectas condiciones físicas y estructurales. Con el fin de que los niños estén cómodos y puedan desarrollar diferentes actividades lúdicas y de aprendizaje. El área de extensión destinada dependerá de la cantidad de niños que allí se reciban, pero ¿cuántos niños se pueden tener en una guardería?

Es realidad esto depende del tipo de guardería, pues algunas de gran tamaño atienden más de 30 niños al día y otras más pequeñas solamente 10 o 15. Sin embargo, es necesario establecer unidades de aulas para cada rango de edad. Las cuales deben tener un área mínima de 30 m2 y estar ocupadas de la siguiente manera:

  • Menores de 1 año: máximo 8 niños
  • 1 a 2 años: máximo 14 niños
  • 2 a 3 años: máximo 20 niños
  • 3 a 6 años: máximo 25 niños

Por su parte, la normativa permite que las guarderías con menos de 3 unidades de aulas agrupen en un mismo espacio a niños de diferentes edades. Esto sin superar los 15 niños por unidad.

Además de las aulas, abrir una guardería requiere de otro tipo de espacios como los son:

  • Sala de usos múltiples: Es obligatoria si el espacio cuenta con más de 3 unidades de aulas
  • Patio: Debe contar con zonas de bajo techo para que los niños también puedan disfrutar del exterior en días de lluvia.
  • Baños en cada aula.
  • Área de descanso: Para niños menores de 2 años y aislada de las aulas
    cocina.

2. Mobiliario y equipamiento

Para responder las dudas sobre cómo montar una guardería es indispensable hacer especial énfasis en los muebles, insumos y equipos necesarios para ello. Por eso, a continuación veremos todo los elementos esenciales para cada espacio de la guardería.

  • Recepción: Sillas, escritorio, computador, teléfono, impresora e insumos de oficina.
  • Aulas: Sillas, mesas, pizarrones, colchonetas, televisor, equipo de sonido, estanterías y armarios.
  • Baños: Inodoros, lavabos, toallas, pañales, jabón y bañera.
  • Zona de descanso: Cunas, hamacas, edredones, cobijas y armario.
  • Cocina y comedor: Cubiertos, platos, vasos, biberones e insumos básicos para preparar alimentos.

También, es importante con el suficiente material didáctico, de enseñanza y entretenimiento, como por ejemplo:

  • Libros y cuentos
  • Juegos de mesa y puzzles
  • Libretas, lápices, colores, crayones y pinturas
  • Juguetes, peluches muñecos y figuras
  • Pelotas y alfombras de juego

3. Personal

Trabajar con niños en primera infancia es una labor que requiere vocación, experiencia y amor por la profesión; además de capacidades, conocimientos y habilidades certificadas. Por tanto, se requiere titulación para montar una guardería, es decir que los educadores que trabajen allí deben contar con formación especializada.

Por ejemplo, grado profesional en educación infantil, licenciatura en pedagogía, especialización en educación, entre otros. Esto con el fin de garantizar procesos de aprendizaje óptimos, cuido integral y educación inclusiva y de calidad.

Por su parte, el personal de cocina debe contar con un certificado o documento de acreditación en manipulación de alimentos. También, es posible contratar un servicio de catering externo que cumpla con la normativa exigida.

En cuanto al administrador, gerente o director, este no debe cumplir con un requisito estricto de titulación, pues cualquier persona puede iniciar este negocio. Siempre y cuando cumpla con todos los requerimientos y trámites mencionados con anterioridad.

4. Presupuesto para montar una guardería

Llegados a este punto debes estar preguntándote cuánto cuesta montar una guardería. Pues bien, el presupuesto de inversión depende de varios factores:

  • Ubicación
  • Valor de la renta
  • Adecuación del espacio
  • Mobiliario y equipos
  • Costo de los trámites legales
  • Entre otros

Asimismo, esto será determinado por el tipo de guardería que se vaya a iniciar, es decir por su tamaño y la cantidad de niños que serán recibidos.

Por otro lado, dicho presupuesto también debe contemplar los costos fijos correspondientes a los primeros meses de funcionamiento de la guardería. Con esto nos referimos a salarios del personal, materiales, pago de servicios públicos, alquiler, mantenimientos, inspecciones etc.

Teniendo en cuenta todo lo anterior es posible proyectar un valor estimado de entre 20 000 y 100 000 USD para una guardería de tamaño mediano.

Pasos para abrir una guardería

Pasos para abrir una guardería

Ahora que tienes conocimiento sobre los requisitos y aspectos necesarios en este negocio es momento de tomar nota de los pasos para montar una guardería. Aquí compartimos una guía elemental para planificar y ejecutar las acciones a seguir para dar marcha al emprendimiento.

1. Proyecto pedagógico

Pensar en cómo montar una guardería no se trata solamente de visualizar un negocio rentable y lucrativo. Si bien es cierto que los servicios de cuidado de niños tienen una alta demanda en los países del continente americano, la labor va más allá de eso.

Se trata de proporcionar espacios seguros y de calidad para el desarrollo y crecimiento de los niños en su primera etapa de vida. Por lo cual, es necesario elaborar un proyecto pedagógico que defina claramente el enfoque educativo que tiene el establecimiento.

Aquí, básicamente deben plantearse tiempos, actividades, materiales didácticos, identidad y valor agregado de la guardería. Es decir, precisar todo un programa de cuidado y aprendizaje en donde se priorice el bienestar de los niños, la igualdad y el respeto. Para ello, los maestros deben trabajar mancomunadamente en la construcción del proyecto, así lograran procesos de calidad, oportunos y organizados.

Te recomendamos, elaborar el proyecto con base en el rango de edad de los niños. De esta manera, será posible definir actividades, horarios y materiales personalizados para cada grupo.

2. Plan de Negocios

Un plan de negocios es la hoja de ruta en la que se plantean y se describen las acciones a seguir para la puesta en marcha de un emprendimiento. Por eso, su elaboración es vital dentro del proceso de abrir una guardería. Pues será la guía para dar cumplimiento a los objetivos del negocio y avanzar de manera más inteligente. Dentro del plan de negocios se deben incluir los siguientes aspectos

  • Investigación de mercado: Se elabora con el fin de analizar el entorno, la competencia y el comportamiento del mercado de guarderías infantiles. Además, es la piedra angular para conocer al público objetivo y centrar las estrategias en sus preferencias y necesidades.
  • Servicios: Aquí se especifica la oferta de servicios de tu guardería, con el fin de proporcionar un panorama más completo de su enfoque y misión. Comedor, lavandería, clases de inglés y orientación psicopedagógica, son algunos de los servicios comunes prestados en una guardería.
  • Plan de marketing: Se refiere a las estrategias que se implementarán para promocionar tu guardería y darla conocer al público objetivo.
  • Resumen financiero: Es la planeación del presupuesto inicial de inversión, los costes de mantenimiento fijos del negocio y las proyección de ingresos.

3. Adecuación del espacio y medidas de seguridad

A lo largo de esta guía sobre cómo montar una guardería hemos visto la importancia del espacio y las instalaciones. Ya que se trata de un lugar destinado al cuidado de niños pequeños, por lo que requiere de ciertas adecuaciones.

En primer lugar, enfócate en que todas las zonas sean cómodas, acogedoras, divertidas y que tengan decoración de acuerdo a los rangos de edad. Para ello, procura usar colores cálidos y ambientar el lugar con luces y figuras de personajes animados.

También, aprovecha el espacio de las paredes para enseñar, por ejemplo pinta las vocales, los colores o palabras en inglés. Así los niños podrán captar indirectamente esta información.

Por otra parte, asegúrate de que el lugar sea 100% seguro. Entre los detalles a tener en cuenta para garantizar la seguridad de los niños se encuentran:

  • Comprar un kit de primeros auxilios (incluir datos de contacto de cada padre de los niños).
  • Instalar piso antideslizante.
  • Cubrir enchufes con protectores de goma.
  • Cubrir esquinas puntiagudas con protectores de goma.
  • Incluir seguros en los marcos de las puertas para evitar que los niños se golpeen los dedos si llegan a cerrarse.

4. Marketing y promoción

El último paso, pero no menos importante, se refiere a las estrategias de promoción. Estas serán el medio para atraer a los clientes y lograr que los padres contraten tus servicios. Por tanto, dentro del proceso de montar una guardería es indispensable planificar estrategias y tácticas de marketing y publicidad, con el fin de promocionar y posicionar el negocio en el mercado.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Estas deben ser incluidas dentro del plan de negocios y ejecutarse antes, durante y después de la puesta en marcha.

Aquí las opciones son variadas, ya que tienes la posibilidad de combinar acciones de marketing tradicional y de marketing digital. Esto te ayudará a incrementar la efectividad y a llegar a un número mayor de usuarios. Algunas de las técnicas que puedes aplicar son:

Relacionado: ¿Por qué el marketing y la publicidad son indispensables para tu negocio?

Palabras finales

Queda claro que las guarderías infantiles, más allá de ser un negocio lucrativo, cumplen con una labor social. Se trata de establecimientos a los que cientos de padres confían el cuidado de sus hijos en edades tempranas. Por eso, para llevar a cabo este negocio es vital contar con vocación, instalaciones propicias y un programa educativo sólido. Además de otorgar un valor agregado y contar con personal experto y capacitado.

Esperemos que con nuestra guía sobre cómo montar una guardería te animes a dar el paso al emprendimiento. No olvides capacitarte, planificar y analizar todas las aristas del negocio. ¡Mucha suerte en el camino!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.