Una clínica veterinaria, como su nombre lo indica, es una entidad dedicada profesionalmente a prestar servicios de salud para los animales, tales como enfermedades, manejo, conducta, nutrición, selección genética, medicina preventiva y curativa. Ahora bien, gracias al aumento del amor por los animales, son múltiples las personas que ven en este nicho una oportunidad de negocio y se preocupan por buscar cómo crear una clínica veterinaria. 

La atención médica directa de los animales es uno de los principales objetivos de una clínica veterinaria, puesto que son los encargados de velar por la salud de los pacientes que reciban. Aunque no lo parezca, los animales están propensos a contraer virus, infecciones, bacterias y otras enfermedades que deben ser tratadas por especialistas.

Por ello, si te gustaría dedicarte a la veterinaria o te interesa emprender en este sector, esta es tu oportunidad para aprender todo lo que necesitas para montar tu propia clínica. 

¿Cómo funciona una clínica veterinaria?

Cómo organizar una clínica veterinaria

El objetivo principal es proporcionar salud y cuidado a animales domésticos, salvajes o exóticos. Todo esto es posible a través del apoyo que se brinda a los propietarios de las mascotas y especies, ya que, se proporcionan servicios que son llevados a cabo por expertos en este campo. Para saber cómo crear una clínica veterinaria, debes conocer cuáles son las características que definen a este negocio:

  • Tener un servicio al cliente óptimo.
  • Disponer de un equipo de profesionales capacitados y calificados para brindar atención veterinaria.
  • Brindar servicios médicos de alta calidad.
  • Armonizar la infraestructura y las instalaciones médicas de acuerdo al público animal. 

Una clínica veterinaria funciona con un cuidado personalizado para la salud y el bienestar de los animales. Su objetivo es facilitar el cuidado y la domesticación de los animales, demostrando así, ser un aliado eficaz en este proceso de adquisición de animales.

¿Qué servicios ofrece una clínica veterinaria?

Servicios que ofrece una clínica veterinaria

Uno de los principales servicios que ofrece una clínica para animales es la consulta, la cual es el punto de partida para generar diagnósticos y empezar la aplicación de tratamientos que ataquen las necesidades de los animales.

Si quieres saber cómo crear una clínica veterinaria, lo principal es que tengas claro que en ellas se encuentra todo lo necesario para dar diagnósticos inmediatos, porque cuantas más herramientas se usen, más precisos serán los resultados. Los servicios van desde análisis clínico, electrocardiograma, estre otros estudios.

Después de recibir el diagnóstico, es necesario que el tratamiento recomendado esté disponible, aunque a veces solo necesita un medicamento específico, en otros casos, puede que sea necesario realizar una cirugía. Como clínica veterinaria especializada puedes incluir servicios que se centren en la experiencia quirúrgica, tales como la hospitalización, observación y el apoyo de los pacientes en situaciones graves. 

banner-ebook-como-iniciar-no-una-sino-100-ideas-negocios-interior

Es posible que encontremos centros que complementen su oferta con otro tipo de servicios, como los especializados en comportamiento o adiestramiento animal, para que el comportamiento de nuestra mascota esté a la altura de una buena convivencia.  

De hecho, uno de los beneficios de saber cómo organizar una clínica veterinaria es que puedes agregar valor ofreciendo servicios que mejoren la experiencia del animal y la satisfacción del dueño. Así que, dentro de los servicios a ofrecer, no podemos olvidarnos de los servicios básicos como la estética, bañar a nuestros pacientes domésticos, hacerles buen corte de pelo y darles cuidados. 

No puedes dejar de leer: Negocios de mascotas | 9 ideas para conquistar a los pet lovers

¿Qué debe tener una clínica veterinaria?

Clínica para ayudar en la salud de los animales

En el momento en que decidas comenzar a desarrollar la idea de cómo crear una clínica veterinaria, debes primero tener claro qué tipo de servicios vas a ofrecer, ya que de esto dependerán cada uno de los esfuerzos que realices como emprendedor. Por ejemplo, te ayudará a definir cuánto espacio necesitas, qué materiales y permisos debes adquirir, etc.

Así pues, queremos contarte algunos de los elementos básicos que se necesitan para abrir una clínica veterinaria. ¡Presta atención!

1. Permisos y licencias

La gestión de la clínica debe ajustarse a la legislación sanitaria de la comunidad correspondiente. Al igual que cualquier otro negocio, los pasos son comunes para una apertura legal. Además, se debe contar con los debidos permisos de las instituciones nacionales de sanidad y del cuerpo de bomberos de la localidad. Ahora, te mostramos algunas licencias y permisos que debes tramitar

  • Solicitar permisos para empezar con las actividades e instalaciones. 
  • Hacer el Registro Mercantil. 
  • Obtener la aprobación del Consejo de Seguridad Nuclear si se utilizan métodos de diagnóstico por imagen como rayos X. 
  • Incorporar seguros de responsabilidad civil, robo e incendio. 

2. Equipos

Atención médica personalizada para animales

La cantidad y los tipos de equipos en una clínica veterinaria pueden variar de acuerdo a la estructura de la clínica y la capacidad de los servicios que se tengan planificados. En cualquier caso, el equipo necesario para una clínica veterinaria sería: 

Para consulta médica:

  • Mesa de acero inoxidable para examen de los animales
  • Armario clínico
  • Monitor de presión arterial
  • Estetoscopio
  • Otoscopio
  • Termómetro
  • Jeringa pistola

Para cirugía y especialidades:

  • Radiografía portátil
  • Mesa para cirugía
  • Instrumentos quirúrgicos (bandejas, agujas, láminas de bisturí, pinzas)
  • Invernadero para esterilización
  • Ultrasonido veterinario
  • Productos de higienización
  • Guantes quirúrgicos
  • Aparato de anestesia veterinaria
  • Oxímetro

3. Estructura

Para una pequeña clínica veterinaria no se necesita demasiado espacio; sin embargo, se debe considerar que al menos tenga un consultorio, una sala para practicar exámenes, una sala de espera, área de administración, depósito o almacén para medicamentos y servicios sanitarios.  

En caso de que el proyecto de montaje sea más ambicioso necesitarás: salas de quirófanos, sala de esterilización, sala de archivo médico, lugar de aislamiento para enfermedades infecciosas, área para el descanso (para la preparación de alimentos y alimentación del médico veterinario y funcionarios), unidad de conservación de animales muertos y restos de tejidos, etc. 

Además, la clínica deberá mantener un convenio con una empresa especializada y acreditada para la recogida de cadáveres y residuos hospitalarios. Este tipo de operación genera residuos que no se pueden disponer en contenedores convencionales (agujas, corto punzantes, biológicos, químicos, etc.), por lo que habrá que tercerizar la recolección de basura. 

Cómo crear una clínica veterinaria

Médico tomando rayos X de una animal

La base para la implementación de tu centro médico para animales es brindar un servicio de excelencia y calidad. Sin embargo, montar cualquier tipo de negocio implica inversión y planificación para alcanzar el objetivo, por ello, queremos ayudarte y enseñarte cómo organizar una clínica veterinaria en 7 pasos

1. Desarrolla una idea competitiva

Para iniciar en este proceso de cómo crear una clínica veterinaria, uno de los requisitos principales es crear una marca fuerte que genere confianza en los dueños de las mascotas. Competir en este mercado no es una tarea fácil, sin embargo, no es imposible.

El mundo de los animales ha cobrado vida y se ha adueñado de los corazones de las personas, por ello, con mayor frecuencia vemos que las personas tienen a sus mascotas como parte de la familia. 

La competencia de una clínica veterinaria es alta, pero si aportas valor en tus servicios, el factor diferenciador será la clave para el éxito. Es momento de decirle a tus clientes qué ofreces y por qué deben escogerte a ti y no a otras clínicas. Hazlos sentir que en tus manos las mascotas estarán como en casa y que recibirán tanto amor como el que ellos les dan. 

2. Fórmate

Atención médica para todos los animales

Entre las cosas relevantes que hay en una veterinaria encontramos la formación y especialización, pero no se trata de adquirir solo conocimientos veterinarios. Al contrario, la persona que está encargada de poner en marcha una clínica para mascotas debe saber sobre trámites legales y administrativos para que la empresa puede estar organizada en todos los ámbitos. 

Antes de buscar cómo crear una clínica veterinaria enfócate en conseguir asesorías que te aporten el valor necesario para tener las bases para empezar a desarrollar tu idea. En este caso, para abrir una clínica veterinaria debes estar preparado en temas como cirugías, primeros auxilios, medicina interna y más.  

Un veterinario es una persona que trabaja en el campo de la medicina para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades de animales domésticos y salvajes. Por ello, se requiere una titulación académica formal, ya que es la que permite ejercer la profesión. 

3. Crea una identidad de marca

La imagen que tengas frente a los clientes será la combinación de todo aquello que quieras transmitir. Si quieres saber cómo abrir una clínica veterinaria debes empezar por hacerte notar y diferenciarte de la competencia.

La imagen de tu empresa estará determinada por los valores de la marca, la presencia en las redes sociales e incluso el diseño de la clínica. Al mismo tiempo, no puedes olvidar que la mejor publicidad serán las referencias de los clientes satisfechos.  

El buen trabajo que hagas con las instalaciones, servicios e imagen de empresa hará que tu proyecto sea un éxito. Te recomendamos escoger una paleta de colores que sea relevante para su público objetivo.

4. Ubícate en la mejor zona

Cómo crear una clínica veterinaria para atender conejos

Uno de los requisitos para abrir una clínica veterinaria es que el lugar seleccionado se encuentre en un área que sea bastante accesible para los futuros clientes; es ideal estar en un ambiente donde la clínica pueda ser fácilmente reconocida.

La ubicación es un factor clave para el éxito de cualquier establecimiento. Antes de elegir un punto y empezar a invertir en el negocio, es necesario que se realice haga una investigación detallada en el mercado donde se va a instalar la clínica.  

Por ejemplo, es importante conocer el perfil de los habitantes de la zona, su renta media, los hábitos de ocio, los tipos de inmuebles de la región, la cantidad de mascotas de la región y los locales atractivos para animales. En este caso, las zonas residenciales pueden ser la mejor opción para estar más cerca de donde viven los animales. 

Además, si tienes conocimiento sobre la existencia de negocios similares en las cercanías como clínicas veterinarias, petshops, empresas de productos agropecuarios o que comercializan productos afines; te será más fácil identificar un modelo de negocio que se adapte al público para que estén dispuestos a utilizar de tus servicios. 

En este punto te recomendamos: Elección del local de negocio | ¿Cómo encontrarlo? ¿Alquilar o comprar?

5. Elige a tu equipo de trabajo

Es fundamental que a la hora de seleccionar a todos los profesionales y candidatos para trabajar en tu clínica tengas claro que un requisito indispensable es que amen y respeten mucho a los animales. En el presupuesto para abrir una veterinaria, tienes que incluir lo que te costará contar con personal capacitado para la atención y bienestar de las criaturas que atiendas. 

Por lo general, para una clínica veterinaria se necesitará del siguiente personal profesional: 

  • Médicos veterinarios 
  • Recepcionista 
  • Auxiliar administrativo 
  • Asistentes de limpieza 
  • Auxiliares veterinarios

6. Contrata un seguro

Medicamentos para mascotas

En este tipo de negocios siempre es ideal contar con distintos seguros para que los clientes puedan sentir que los animales tienen la seguridad necesaria ante cualquier tipo de riesgos. Por lo general, se aplica a cualquiera de las áreas de una clínica veterinaria estos seguros: 

  • El tipo de seguro más común es el de responsabilidad civil, que cual incluye los daños que los trabajadores puedan causar con el desempeño de sus labores. 
  • El seguro de responsabilidad civil también se extiende al propietario de la empresa en caso de lesión o muerte del empleado como consecuencia de un accidente de trabajo.
  • Un seguro de Comercio Multirriesgo cubre los daños que puedan resultar por incendio o inundación de los bienes asegurados del local. También incluye vidrios rotos, ventanas, espejos y más. 
  • La protección contra robos también es importante, ya que en la clínica veterinaria siempre hay materiales de gran valor económico. 

7. Consigue más clientes

En el mercado hay un gran número de medios para la divulgación y comunicación, como anuncios en panfletos, televisión, radio, periódico o revistas, publicidad ambulante, Internet, entre otros que pueden ayudar a propagar el negocio. Además, si no sabes cómo crear una clínica veterinaria y cómo publicitarla, tu mejor herramienta es el tradicional boca a boca, que aún hoy es una de las mejores maneras de atraer a las personas. 

Sin embargo, el mercado virtual cuenta con una serie de oportunidades que pueden ayudar a hacer crecer el negocio de veterinaria. Las redes sociales y el email marketing, también conocido como newsletters, son vehículos utilizados actualmente y que pueden contribuir a la divulgación de una clínica veterinaria.  

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Es importante que los animales se sientan cómodos en la clínica y no tengan miedo. Una de las formas para atraer más clientes y mascotas es a través de una invitación para la bienvenida donde puedes ofrecer descuentos, premios y asistencia médica gratuita por la inauguración.  

Palabras finales

Veterinario brindando atención médica a un cerdito

La clave de este negocio es que sea una clínica veterinaria que se caracterice no solo por brindar una experiencia placentera con personal responsable, sino que ofrezca un buen trato, atención médica calificada y una atención óptima con amor y paciencia para garantizar la salud y felicidad de los animales. Además, con esto demostrarás a los dueños que los animales están en buenas manos.

¡Ya sabes cómo crear una clínica veterinaria! ¡Cuéntanos qué te ha parecido nuestro artículo y qué nos recomiendas agregar!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.