De la manicura tradicional al nail art, desde pura estética hasta expresión de poder femenino, el negocio de uñas es ya una industria que genera millones de dólares anuales y que no distingue edad ni clase social. Si tu idea es emprender en un sector rentable, innovador y de marcada tendencia al ascenso, apostar por este mercado es una oportunidad sobre la mesa.

En este post te hablaremos de cómo abrir un negocio de uñas en tres modalidades diferentes. La primera es montar un salón de uñas. En versión económica te contaremos cómo empezar un negocio de uñas a domicilio o en tu casa. Finalmente, nos referiremos a las franquicias de uñas. En definitiva, una guía completa para que escojas el negocio que sea ideal para ti.

¡No tienes excusa! Si quiere emprender desde ya, este mercado te ofrece un abanico de opciones, desde las más económicas hasta las que requieren mayor inversión. Y si no sabías por dónde empezar, ¿qué te parece comenzar por la lectura de este artículo? Toma nota.

Cómo abrir un salón de uñas paso a paso

salón-de-uñas

¿Qué se necesita para abrir un salón de uñas? Para abrir un salón de uñas necesitas un plan de negocios, que será tu guía, un local con ubicación estratégica, equipamientos de trabajo, empleados y las licencias correspondientes.

A continuación, te explicaremos en detalle cada uno de ellos. Conocerás el paso a paso para montar tu propio salón de manicura.

1. Elaborar plan de negocios

Comenzar sin un plan de negocios es uno de los principales errores que comenten algunos emprendedores. El plan es tu guía y el que te mostrará las rutas a seguir en el camino hacia el éxito.

En el plasmarás tu proyecto de principio a fin. Debe estar integrado por varios planes más pequeños como el financiero y el de mercadotecnia, además de tu misión empresarial y tu historia personal y profesional. Pero no te preocupes de todo esto te hablaremos en los próximos pasos.

En este artículo puedes conocer cómo hacer un plan de negocios efectivo: Consejos para crear un plan de negocios

2. Piensa tu propuesta de valor

El negocio de uñas ha existido de toda la vida y aunque la boyante industria ofrece oportunidad de explotación, mejor hacerlo con una propuesta de valor única. Si quieres emprender a lo grande, debes estudiar un diferencial que te posicione como marca.

Te ayudará pensar en servicios diferentes, en los materiales, en los arreglos estéticos y en las técnicas utilizadas. Apuesta siempre por la tendencia, pero con un toque propio o innovador. Y no descuides la calidad y el trato personalizado a los clientes.

Por otra parte, la vertiginosidad de la vida moderna obliga a optimizar el tiempo. Deberás buscar soluciones que resuelvan el bienestar y la demanda de los clientes. Aquí, un factor clave es la diversificación de tu negocio. Piensa que cuando un cliente quiera hacerse un arreglo de mano y un corte de cabello tendrá que ir a dos lugares distintos si en uno solo no ofrecen esos servicios en conjunto. Por eso, si amplías tu negocio de uñas y ofertas servicios de peluquería, maquillaje o depilación de cejas, tendrás una ventaja competitiva. Como es de esperar, esto hará que atraigas a más clientes.

También podrías evaluar la posibilidad de ofrecer servicios de bar o café dentro del salón, una pequeña guardería para quienes asisten con sus hijos pequeños o una tienda de artículos de belleza. Cualquier concepto diferenciador es siempre un aspecto positivo para tu negocio.

3. Define tu público objetivo

Se trata de establecer el segmento al que va dirigido tu negocio. Por lo general, el público objetivo de este sector son las mujeres residentes en la zona donde se establece el salón y entre un rango de edad entre 20 y 70 años. Debes tener en cuenta en tu estudio de mercado el poder adquisitivo de las clientas potenciales. Eso te ayudará mucho a fijar los precios.

Pero como uno de tus objetivos debe ser montar un negocio de uñas rentable, no te paralices en el salón tradicional, en ese de toda la vida. Puedes intentar también ofrecer servicios al sector masculino.

Y aún más ambicioso sería atraer clientas de otras zonas. En este punto la ventaja competitiva de tu salón debe ser bien atractiva en cuanto a precios, servicios y calidad. Recuerda que la clienta tendrá que desplazarse y debes compensar eso.

4. Estudio del mercado

El plan de mercadotecnia se basa en la investigación del mercado. Estos son algunos de los puntos a analizar:

  • Cómo se ha comportado el sector de la belleza en los últimos años.
  • Qué tan demando es el tipo de negocio en la zona.
  • Estudios demográficos de ese lugar. En este análisis se incluye el número de habitantes y su poder adquisitivo, el comportamiento de la economía en esa zona, entre otros factores.
  • ¿Quiénes son los principales competidores? ¿Cuáles son sus debilidades y fortalezas?

5. Establece los servicios

En este punto debes establecer los servicios que ofrecerá tu salón. De los tradicionales arreglos de lima y pintura casi nadie se acuerda. Por eso, debes apostar también por las uñas acrílicas, de gel, de porcelana… ¿Y los colores y diseños? El nail art es tendencia en el sector de la manicura. Apuesta por él como otra de las opciones.

Sin embargo, no necesitas empezar el negocio de las uñas con ofertas de todo tipo de servicios. Puedes ir incluyendo otros a medida que se consolide el salón.

6. Fija los precios

Una buena estrategia de precios va de la mano de la calidad en los servicios. Para fijar los costos analiza los siguientes puntos:

  • Servicios incluidos en la oferta.
  • Clientes de tu negocio.
  • Precios de la competencia.

7. Define el nombre y logotipo del salón de uñas

¿Cuál será tu nombre comercial? El nombre de tu salón es la identidad de él y tiene una importancia suprema. No se trata solo de que sea atractivo o fácil de pronunciar, sino también debe reflejar el carácter de tu negocio. Por otra parte, el logotipo debe estar asociado con él y con los servicios.

Crear nombres para negocio de uñas es una tarea que requiere tiempo y la ayuda de una lluvia de ideas. Anota todos los nombres que te vengan a la mente o pídele sugerencias a familiares y amigos.

Trata de que sea sencillo y que se recuerde con facilidad. Además, debe contener alguna de las palabras claves como uñas o nails (los anglicismos tan utilizados hoy en día), belleza, arte, estética, spa, manos, etc. Otra opción es ponerle tu nombre o apellidos, algo que está muy de moda. También puedes hacer un juego de palabras o incluso inventar nuevos vocablos.

8. Local: ubicación e imagen

A pesar de que estos salones son comunes en casi cualquier sitio, no se debe dar por sentado que todos los lugares son estratégicos para hacer rentable el negocio de uñas. El local debe estar bien ubicado en zonas comerciales.

Un centro comercial puede ser la mejor opción para montar un salón de uñas, pero también la más costosa. Sin embargo, la afluencia de personas será positivo, en especial si lo ubicas cerca de oficinas, tienda de ropas y accesorios femeninos. Estar cerca de tu target es ideal. Si buscas opciones más aisladas de los comercios, esfuérzate por encontrar un local al que se tenga fácil acceso.

Para encontrar una locación ideal analiza estos aspectos:

  • Afluencia de personas en la zona. Conviene que la mayoría sean mujeres.
  • Que disponga de estacionamiento o que haya uno aledaño.
  • Analizar si existen otros negocios de este tipo en la zona.

Por otra parte, trabajar en la imagen de tu local es un paso fundamental. Existen cuatro pilares básicos: decoración, iluminación, climatización, comodidad.

Un salón de manicura debe estar bien decorado y ofrecer confort a los clientes. Piensa en el estilo que quieres en tu salón. ¿Moderno, vintage, retro? Luego, el mobiliario y los elementos decorativos deben estar armonía con este estilo.

Finalmente, el salón debe estar impecable y bien higienizado en todo momento, puesto que se trata de un local de estética. Si un cliente se encuentra con un sitio descuidado o poco atractivo, dudará del trabajo que allí realicen. Así que, para la imagen es importante prestar atención a estos detalles:

  • Paredes de colores neutros, pero femeninos.
  • Buena iluminación y climatización.
  • Sillones cómodos.
  • Recepción elegante.
  • Baños diáfanos y con buen estado de plomería.
  • Uniformidad de espejos y mobiliario.
  • Pisos cuidados y limpios.
  • Ambiente musical adecuado.
  • Decoración que dé vida al local, como cuadros agradables y plantas.
  • Ambiente aromático.

En relación con la distribución del espacio, se debe tener en cuenta un área para la recepción (para atender, recibir pagos y hacer citas), un área para la realización exclusiva de arreglos de uñas, baños, una oficina administrativa y un área para stock y equipos necesarios.

9. Equipamiento necesario para un salón de uñas

En este paso se trata tener en cuenta los utensilios y equipos para prestar los servicios. Esta es una de las partes fundamentales para montar un salón de manicura. A continuación, te mostramos una lista de equipos básicos para empezar:

  • Esmaltes
  • Guantes de látex
  • Cajas de algodón
  • Quitaesmaltes
  • Esterilizador (esto no puede faltar por cuestiones de salud e higiene)
  • Alicates de uñas
  • Lijas de pies y manos
  • Espátula
  • Separador de Dedos (opcional)
  • Lámpara LED

No olvides el mobiliario como los asientos, espejos, escaparates, etc. Finalmente, también ten presente el equipamiento informático para la gestión del negocio.

10. Proveedores

Debes establecer alianzas estratégicas con proveedores de los productos a utilizar en la prestación de servicios. Además de los precios, ten en cuenta la calidad de los productos. Por otra parte, lo mejor será que compres productos al por mayor.

11. Licencias y permisos

Para montar cualquier tipo de negocio se necesitan cumplir con requerimientos legales. En el caso de la apertura de salones de uñas, además de las licencias, también se puede requerir algún tipo de certificación que acredite la cualificación del personal. Ten en cuenta que los permisos, licencias y cuotas pueden variar en dependencia de los países o ciudades. Por eso, es fundamental que te asesores en las oficinas correspondientes de tu zona sobre cuáles son los requisitos necesarios.

12. Personal de trabajo

El equipo humano detrás de tu negocio debe cumplir con el perfil de un profesional capacitado para ofrecer servicios de manicura o pedicura. Al mismo tiempo, es recomendable que cuente con alguna experiencia previa en el sector. En cuanto al aspecto más humano, asegúrate de que sea amable, posea don de gentes y que sepa escuchar y entender lo que buscan los clientes.

Para empezar el negocio de uñas, con dos empleados a tiempo completo es suficiente. A medida que se afiance el salón, puedes contratar a una tercera persona. En cuanto al pago de las trabajadoras, puede ser un salario fijo o por comisión. En este último caso, la cosmión puede ser entre un 20 % y un 30 % de las ganancias.

13. Marketing y publicidad

Elemental, una estrategia de marketing y publicidad no puede faltar. Y no nos referimos solo a la gran apertura, sino también a la continuada promoción de tu negocio. Las vías fundamentales son:

  • Promoción «boca a boca»: No hay mejor publicidad que la de tus clientes. Por eso, es primordial que el trato personalizado y la calidad del servicio sean valorados de 5 estrellas. Además de fidelizar a tu clientela, lograrás que refieran tu salón. En este aspecto el personal empleado es un factor clave. Asegúrate de que estén cualificados para ofrecer el mejor de los servicios.
  • Redes sociales: El alcance que las redes sociales tienen en la actualidad asegura que tu negocio de uñas pueda llegar a un número elevado de clientes potenciales. Según el reporte «The Global State of Digital in 2019» de Hootsuite y We Are Social, las redes sociales son utilizadas por el 52 % de la población mundial. En Latinoamérica, por ejemplo, la audiencia publicitaria de Facebook es de 86 millones y la de Instagram de 22 millones. Al ser el negocio de uñas muy visual, tener presencia en ambas redes es imperativo.
  • Folletos: La distribución de folletos o volantes, aunque te suene a antigua usanza, sigue siendo muy efectivo. La idea es repartirlos en centros comerciales o establecimientos cercanos a la ubicación de tu salón.
  • Promoción en blog de belleza con alto número de lectores: Una de las formas de ganar dinero con un blog es a través de publicidad insertada. De seguro, más de un bloguero estaría interesado en darte un espacio publicitario en su blog a cambio de un dinero. Eso sí, debe ser un blog con bastante tráfico para asegurar que algunos lectores soliciten tus servicios.
  • Crear tu propio sitio web: Si cuentas con un presupuesto favorable, te vendría bien disponer de una página web. Es una forma de tener presencia online y de mantener actualizados a tus clientes sobre nuevos servicios u ofertas.
  • Ofertas especiales: En épocas festivas, la demanda de arreglos de uñas aumenta considerablemente. Son momentos que no puedes desaprovechar. Y la mejor manera de impulsar tu negocio en estas fechas es mediante ofertas especiales, por ejemplo, alguna rebaja en los servicios o combos completos, etc.

¿Cuánto cuesta abrir un salón de belleza?

Llegó el momento de revisar los números. ¿Te acuerdas de que te hablamos más arriba del plan financiero dentro del plan de negocios? Pues de esto se trata. Aquí se incluye el presupuesto de inversión y proyecciones de costos, ventas y ganancias a mediano y largo plazo. También se debe indicar la proveniencia del capital de inversión. ¿Se trata de una financiación, préstamo o es dinero propio?

La inversión inicial está sujeta a variación en dependencia de la zona y el país en donde se ubique el salón de manicura. Ten en cuenta que la principal inversión estará destinada a:

  • Adecuación del local: Dentro de la adecuación del local se incluyen el acondicionamiento externo e interno. El primero se refiere a la preparación del exterior de tu salón, por ejemplo, pintura, cristalería, rótulo, etc. El segundo contiene los arreglos de fontanería, climatización, aseo, electricidad, entre otros.
  • Adquisición de mobiliario e instrumentos de trabajo: Consiste en la inversión destinada a las herramientas necesarias para la prestación de servicios.
  • Coste de licencias necesarias.

Por otra parte, una vez que ya esté funcionando el salón, deberás asumir los siguientes gastos recurrentes:

  • Compra de productos: Los productos básicos como los esmaltes, por ejemplo, son gastos que mensualmente deberás asumir, ya que tendrás que reponer los que se acaben o comprar nuevos.
  • Alquiler del local: El precio de alquiler mensual dependerá en gran medida de la zona en la que se ubique el salón.
  • Pago de servicios: Se trata de los pagos mensuales de consumo de agua, electricidad, limpieza, etc.
  • Publicidad y marketing: Como ya te mencionamos, la publicidad debe ser constante, lo que se traduce en gastos recurrentes que tendrás que asumir.
  • Salario del personal: Se refiere al dinero destinado todos los meses al pago del personal y de la seguridad social, en el caso que se requiera.

Para que te hagas una idea, la inversión en un negocio de uñas puede oscilar entre los 16 000-30 000 dólares.

Cómo empezar un negocio de uñas a domicilio

manicura-negocio-desde-casa-para-mujeres

Si no dispones de suficiente capital para abrir un salón de manicura, no te preocupes, te comentamos sobre otra opción muy económica para empezar. El sector de la belleza ofrece opciones para todos los presupuestos. Así que, no dejes de realizar tus sueños.

La ventaja de empezar un negocio de uñas a domicilio es que no tendrás que asumir los grandes costos como el alquiler de un salón y todos los gastos que esto supone en mobiliario, equipamiento, decoración, etc… Requieres mucho menos recursos, lo cual se convierte en una oportunidad excelente para comenzar.

Como todo emprendimiento, también conlleva una planificación para no ir a ciegas. A continuación, te mostramos los pasos para iniciar un negocio de uñas a domicilio.

1. Capacitación

Si estás pensando en empezar un negocio de uñas a domicilio, lo más probable es que tengas conocimiento en este sector. Si has trabajo antes como empleada en un salón y tienes experiencia, esta puede ser tu oportunidad de montar tu propio negocio.

En cambio, si nunca has hecho ningún arreglo de uñas, lo mejor es tomar algún curso que te forme como especialista. Existen muchos tutoriales gratuitos en YouTube para aprender a hacer la manicura. ¿Has escuchado hablar de Maritza Paz, la manicura de Rosalía? Aprendió a esculpir unas uñas tan espectaculares solo a través de tutoriales en YouTube.

Además, puedes comenzar a practicar con familiares y amigas. Recuerda que tu capacitación es fundamental para ofrecer un servicio de calidad.

2. Definir servicios

Establecer los servicios que realizarás a domicilio son un paso clave porque de ello dependerán los precios y los utensilios de trabajo. Por ejemplo, ofrecerás solo arreglo de uñas tradicional o también uñas de gel, acrílico, etc. ¿También brindarás algún servicio de depilación o corte sencillo de cabello?

3. Establecer los precios

Para fijar los precios debes tener en cuenta los costos de materiales, el tiempo empleado y la calidad del servicio. Además, como se trata de un negocio de uñas a domicilio, tendrás que sumar los costos de desplazamiento.

Puede ser contraproducente que empieces con los precios más caros del mercado. Eso no te ayudará a atraer clientela.

4. Formas de desplazamiento

Ofrecer servicios a domicilio obliga a pensar en una forma de desplazamiento. Tienes tres opciones:

  • A pie: Esta es la opción más económica, ya que no tendrás que gastar dinero en transporte. Sin embargo, limita el número de clientes. Podrás atender solo a personas de tu barrio.
  • Transporte público: Es la opción media, pero tendrás que pagar los costes del transporte.
  • Coche propio o moto: Es la vía más cómoda, pero también la más cara. Debes asumir los costes de la gasolina y la posibilidad de que no haya aparcamiento gratuito en la zona a la que vayas a prestar el servicio.
    1. Materiales

Lo principal a la hora de escoger los materiales es que sean de calidad. Ofrecerás un mejor servicio y tendrás mayor probabilidad de fidelizar a las clientas. Puedes empezar por los materiales básicos como esmaltes, alicates, limas, algodón, quitaesmalte, etc.

Por otra parte, no te pueden faltar productos de higienización de los utensilios. La higiene es clave en este sector. Para tu propio cuidado debes utilizar, además, guantes y mascarillas.

5. Marketing y publicidad

La promoción «boca a boca» será tu principal aliada en este sector. Y no olvidemos la distribución de folletos o volantes en zonas comerciales.

Además, no olvides el potencial de las redes sociales para acceder a más público. Recuerda lo que te comentamos arriba: el 52 % de la población mundial utiliza redes sociales. Crea tu página de Facebook o Instagram. Realiza publicaciones frecuentes con fotos de tus arreglos de uñas, te servirá de portafolio y carta de presentación. La construcción de una comunidad digital lleva tiempo y esfuerzo, enfoca todo tu empeño en hacerla crecer. Y no te desanimes si al principio no tienes tantas seguidoras, todo es cuestión de paciencia y trabajo duro para conseguir tus metas. Por último, no olvides dejar claro tus servicios y tus datos de contacto.

Dentro de las estrategias de marketing puedes hacer ofertas de rebaja en ocasiones especiales, por cumpleaños o bodas, por ejemplo.  Otra opción es preparar tarjetas VIP para clientas que repiten el servicio con frecuencia. En este caso la estrategia es ofrecer un arreglo gratis por una cantidad X de veces de servicio. Por ejemplo, si arreglas 10 veces a una misma clienta, el próximo servicio le saldría gratis. Puedes contabilizar el número de ocasiones arregladas poniendo un cuño en la tarjeta cada vez que la clienta solicite tus servicios.

7. Licencias

Todo negocio conlleva algún tipo de licencia. Asegúrate de documentarte sobre cuáles son los requerimientos legales para empezar un negocio de uñas a domicilio en tu zona.

Por último, si quieres empezar un negocio de uñas desde casa, puedes seguir estos mismos consejos. En este caso, no tendrás que preocuparte por las formas de desplazamiento, sino habilitar algún espacio de tu hogar para este fin. Además, debes comprar alguna mesa de trabajo y mobiliario cómodo para ti y para las clientas.

Adquirir una franquicia de uñas

be-beauty-franquicia-de-uñas

Una franquicia es una forma de negocio en la que una empresa o compañía otorga derechos comerciales a un franquiciado para que este opere bajo la imagen de la marca y su modelo de negocio.

Si no quieres asumir todo lo que conlleva emprender algo nuevo, comprar una franquicia puede ser tu oportunidad de negocio. En definitiva, las ventajas de asumir menor riesgo de inversión, disponer de capacitación y asistencia continuada, acceso a estrategias de marketing y publicidad efectivas sopesan los contras de este modelo. ¿Cuáles son? En primer lugar, los altos costes de una franquicia. Por otra parte, debes asumir que no serás el propietario ni participarás en decisiones relacionadas con la gestión de la marca. Debes regirte siempre por los acuerdos establecidos y tendrás una supervisión constante por parte del franquiciador.

No obstante, el éxito que han tenido las franquicias es innegable. Y el sector de las uñas no se ha quedado atrás. De hecho, adquirir una franquicia de uñas se ha convertido en la última tendencia. Esto es de esperar, dado que se trata de «adoptar» un know-how probado y en pleno funcionamiento.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Pero hay más, cuando se adquiere una franquicia se emprende bajo el manto de una marca establecida y reconocida. Y aunque el éxito no está garantizado al 100 %, las probabilidades de lograrlo se duplican en comparación con montar un negocio desde cero. También debes tener en cuenta que existen franquicias low cost e incluso algunas que ofrecen financiamiento para empezar.

Las 5 franquicias de uñas líderes del sector son:

  • D-uñas
  • Be-Beauty
  • Nails Factory
  • Nail bar
  • SpaManos

¿Te agrada la idea de adquirir alguna de estas franquicias? Pues, en este artículo te explicamos cada una de ellas con más detalle: Franquicias de uñas | Las 5 marcas líderes de la industria ¡Adquiere la tuya!

Además, para que comprendas todo el proceso de adquirir una franquicia, te recomendamos nuestra guía: Cómo adquirir una franquicia | Guía 2020 para comprar la tuya

Palabras finales

Desde versión low cost hasta comprar una franquicia, ahora que ya conoces todas las opciones para emprender con un negocio de uñas es tiempo de poner las manos a la obra.

Esperamos que estos pasos te sean de ayuda para empezar en el negocio de uñas más adecuado para ti. Recuerda que no tienes que empezar por lo grande, pero sí aspirar a lo grande. Y para ello, siempre ten presente la calidad de tus servicios y las estrategias de publicidad. Las redes sociales tienen un poder casi inimaginable. No descuides tu presencia en ellas.

¿Te animas a emprender en el sector de la belleza? Déjanos saber en los comentarios.

Quizás te interese:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.