Cómo montar una empresa de limpieza de vidrios y fachadas

Anuncios publicitarios

Uno de los negocios más rentables y para los que se requiere poca inversión es el de limpieza de vidrios y fachadas de edificios. Muchas empresas subcontratan personal capacitado para realizar esta aparatosa faena en específico, puesto que para poder llevarla a cabo es necesario tener una certificación.

Por otra parte, la limpieza es una tarea que debe hacerse con cierta periodicidad, por lo que habrá trabajo constante y esto también es una ventaja al momento de contabilizar ganancias para una empresa de este tipo. Además, quienes contratan este tipo de servicio suelen ser personas o compañías con alto poder adquisitivo, puesto que se trata de un lujo y no una prioridad.

Lea también:

¿Por qué montar una empresa de limpieza de vidrios y fachadas?

Dentro del personal de mantenimiento de una empresa no se incluye recurso humano encargado y capacitado para limpieza especializada en exteriores, por lo que es necesario recurrir a compañías que ofrezcan este servicio en específico. A su vez, aunque es una actividad que tiene una demanda constante y creciente, no son tantas las empresas que se dedican a ello, por lo que la competencia no es un factor de riesgo en este negocio.

De esta manera, emprender un negocio de limpieza de vidrios y fachadas se convierte en una buena idea por cuatro motivos principales:

  • Todas las empresas necesitan asear su fachada para que se mantenga impecable su imagen en todo sentido, y eso incluye la higiene.
  • No existen muchas empresas que se dediquen a esta labor, por lo que habrá más chance de conseguir contratos con nuevos clientes.
  • La limpieza debe hacerse cada cierto tiempo, por lo que constantemente habrá ingreso de dinero en la empresa.
  • El gasto de inversión es muy inferior con respecto a negocios de otro tipo y se recupera de manera rápida.

Cómo montar paso a paso un negocio de limpieza de vidrios y fachadas

Si definitivamente estás interesado en iniciar un negocio de limpieza de exteriores, aquí te decimos algunos de los pasos que debes seguir para conseguirlo. ¡Toma nota!

1. Registro mercantil

Al igual que con cualquier compañía con fines lucrativos, debes sacar el registro mercantil para que pueda ser una empresa constituida y legal.

2. Equipamiento e insumos

Una empresa de este tipo necesita insumos que deben ser reemplazados con cierta periodicidad, por lo que es importante contar con varios proveedores para reponer el inventario. Existen productos de limpieza industriales, que son perfectos para este tipo de negocio, además saldrá mucho más económico comprarlos al mayor que al detal. El equipo de trabajo no solo debe incluir las mangueras, recipientes, esponjas y recogedores, sino los arneses, uniformes (bragas), botas, cascos, lentes, entre otros artículos de indumentaria y seguridad personal.

3. Oficina y local

Aunque el trabajo fuerte se lleva a cabo a domicilio, es necesario que haya una sede física donde se puedan hacer las labores administrativas y donde se puedan almacenar dichos insumos y el resto del equipo de trabajo. La inversión inicial debe ser para costear el alquiler o compra del espacio, el mobiliario y el equipo informático para los trabajadores.

Anuncios publicitarios


4. Vehículos

Para el traslado del personal, equipo de trabajo e insumos es necesario contar con un vehículo, que bien puede ser propio o alquilado a alguna empresa de transporte.

5. Contratación del personal

La limpieza de vidrios y fachadas debe ser realizada por un equipo de trabajo pequeño pero bien integrado, desde quien opera la maquinaria hasta quien sube a realizar la faena, por lo que tener tres equipos al menos es ideal para empezar el negocio.

6. Capacitación del personal

Esta actividad no puede ser realizada por cualquier persona. Al ser un oficio que requiere de esfuerzo físico, cierto riesgo (pese a las medidas de seguridad), además de estabilidad mental para no cometer una imprudencia (como lanzarse al vacío), es necesario que quienes apliquen al empleo sean personas con buena condición física, que superen una prueba psicotécnica, que cumplan con la capacitación para trabajar en alturas y sus medidas de seguridad, entre otros.

7. Primeras nóminas

Dentro de la inversión se debe incluir un capital destinado al pago de los primeros sueldos de los empleados. Es conveniente tener asegurados por lo menos tres meses de trabajo, incluyendo el saldo de sus prestaciones, de manera que pueda cumplirse con un primer contrato al menos, en caso de que la empresa no prospere.

8. Marketing

Dar a conocer la empresa, especialmente si es nueva, es importante para atraer clientela. Tener presencia en redes sociales, publicidad móvil, impresa, estática y en medios se vuelve imprescindible. La clave de esta estrategia es saber ubicar la publicidad, que por lo general funciona mejor cerca de grandes compañías, centros comerciales, y otras empresas cuyas instalaciones sean edificios grandes y con múltiples espacios.

9. Mantener clientes y conseguir nuevos

Una vez que se cierre el primer contrato es importante conseguir más a futuro con la misma compañía, por ello es importante crear acuerdos de descuentos y promociones para mantenerte como su primera opción. De esta manera también se podría lograr una recomendación otras compañías que requieran de este servicio.

Recuerda que todo negocio inicia con muy poco, por lo que no es necesario que tengas grandes cantidades de personal e insumos, sino los suficientes para cumplir con al menos un par de contratos. Poco a poco llegarán más clientes y si tu trabajo es satisfactorio para ambas partes, seguirán los pedidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *