Cómo montar una fábrica o producción de cemento

Anuncios publicitarios

El cemento es una material de construcción que está compuesto por la unión de caliza y arcilla calcinadas y molidas. Al mezclarlo con agua, se forma una pasta que endurece y une bloques o cura superficies. Este conglomerante es utilizado en construcción e ingeniería civil para edificar.

Lea también:

¿Por qué montar una fábrica de cemento?

A diario se construyen, se llevan a cabo acuerdos para construir, se remodela o repara algo que requiera el uso de cemento, por lo que es uno de los materiales de construcción más generalizados y con mayor demanda. Esto convierte al negocio del cemento en uno de los más rentables que existen.

A su vez, existen variaciones del cemento que son utilizadas para trabajos en específico, de modo que su versatilidad lo vuelve necesario en una amplia cantidad y variedad proyectos. Sin embargo, es importante tener clientes fijos como constructoras o contratistas, debido a que en la mayoría de los casos el cemento tiene una fecha de caducidad de aproximadamente 45 días después de ser empacado.

Qué se necesita para montar una fábrica de cemento

Quienes estén interesados en introducirse en este negocio deben tener en cuenta algunos aspectos antes de tomar la decisión:

  • ¿El proyecto es factible? Lo principal es determinar si es viable llevarlo a cabo. La ubicación de la planta y esta en sí misma deben contar con ciertas medidas de extensión y seguridad. Por ejemplo, al momento de escoger dónde será construida la planta, es preferible que sea cerca de redes de media tensión, así como de una tubería central de gas natural.

  • ¿Qué producto se va a producir? Existen varios tipos de cemento que pueden ser fabricados, pero todo dependerá de a qué materia prima se tenga acceso. En algunos casos podría no estar disponible alguna de interés y tendría que recurrirse a la importación, lo que genera costos extra.

  • ¿De cuánto inventario se dispone? Lo ideal es tener materia prima asegurada durante al menos 30 años. Si se compra una mina de caliza es seguro que no habrá problema, pero si no, se debe recurrir a una explotación local dispuesta a surtir y la misma no debe estar tan lejos de la planta (como máximo a 200 km de distancia).

  • ¿Cómo es la calidad de la materia prima? Es necesario que la caliza cuente con las características adecuadas, tanto física como químicamente, para la producción del cemento.

    Anuncios publicitarios


  • ¿La planta se encuentra en condiciones y en la región correcta? Para llevar a cabo este negocio en específico, se necesita una serie de licencias ambientales, que permitirán su ejecución sin impactar el medio ambiente. Para esto es imprescindible revisar con antelación los requerimientos del país y región donde se quiere instalar la planta.

  • ¿Se cuenta con energía eléctrica? Es importante contactar a la empresa que se encarga de los suministros en la región para corroborar que haya capacidad de energía eléctrica disponible para la futura planta.

  • ¿Qué tipo de combustible se va a utilizar? ¿Hay disponibilidad? Puede ser gas natural, fuel oil, carbón, entre otros. El carbón es el más económico de todos y puede ser utilizado en caso de que no se pueda importar otro. Una vez que se haya decidido por uno, se debe contactar a la compañía que lo suministra y corroborar que haya capacidad disponible para la futura planta.

Cómo montar una fábrica o producción de cemento

Aquellos que se decidan a invertir en este sector y que hayan solucionado todos los puntos anteriores, deben (si no lo son) ser asesorados por un profesional con experiencia en el área para llevar a cabo su negocio. Y una vez definida su financiación, se procede a lo siguiente:

  1. Capital de inversión. Este negocio requiere del trámite de muchos permisos, la adquisición de un terreno extenso y materia prima costosa, además del pago de la nómina del recurso humano, entre otros, por lo que es una inversión alta. Sin embargo, se recupera pronto, dependiendo de la cantidad de contratos que se obtengan.

  2. Planta. Su extensión debe ser amplia, de al menos 100m2, y su acondicionamiento dependerá del tipo de cemento a producir. La maquinaria también; en el caso de una planta de hormigón, por ejemplo, es necesario lo siguiente: una batería de tolvas, un sistema de pesaje de áridos, un sistema de elevación y transporte de áridos, silos de cemento, transportadores de cemento, un sistema de pasaje de cemento, un sistema de pasaje de agua, una amasadora, un sistema de control y demás sistemas, como de dosificación de aditivos, dosificación de fibras, sistemas neumáticos de carga de cemento, entre otros.

  3. Estructura. Debe haber una oficina administrativa en las adyacencias de la planta, pero aislada del área de producción. Un área para atender a los clientes, stock para almacenar la materia prima y el producto listo, además de baño para los empleados.

  4. Proveedores. Para fabricar cemento no basta con contar con los equipos, pues también hay que adquirir la materia prima. Por eso, se recomienda hacer una selección de los proveedores que se adecuan al perfil de su fábrica, ofreciendo calidad, los mejores precios y condiciones de negociación.Entre las materias primas para la fabricación de cemento están la sílice, carbonato de calcio, mineral de hierro y aluminio, que generalmente son elementos extraídos de las rocas de arcilla o cal. Los elementos se pueden comprar por separado o de forma integrada, ya que sufren un proceso de molienda y no hay cambios en el resultado final.Un cuidado importante al elegir los proveedores para su fábrica de cemento es observar los plazos de entrega de productos. Cuando se trabaja con una fábrica de cemento, muchas veces se acaba por necesitar urgentemente los materiales, lo que, cuando demora demasiado, impide el funcionamiento de la empresa y acaba por traer graves perjuicios financieros al empresario.

    Los proveedores necesitan tener productos de calidad y al mismo tiempo un precio asequible. Las formas de negociación son importantes, sobre todo para usted que está iniciando su negocio.

  5. Personal. En la planta deben trabajar únicamente personas calificadas para las labores, puesto que una medición errada podría echar a perder un lote, además de que por seguridad es necesario trabajar con personas que conocen del tema.

En definitiva, montar una fábrica de cemento no es un negocio para todo el mundo, sino para quienes cuentan con el financiamiento necesario, el espacio y las condiciones adecuadas para tener la planta, los permisos y el acceso a la materia prima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *