El cuidado del césped, plantas y árboles es una labor que requiere de vocación, experiencia y las manos correctas. Igualmente, son muchos los propietarios de jardines en interiores y exteriores que no tienen el tiempo, la energía o el conocimiento para hacerlo. Es entonces, cuando un negocio de jardinería se convierte en la alternativa ideal para responder a estas necesidades. Pues, los servicios que abarca esta actividad presentan una alta demanda en el sector público y privado.

Y es que debido a que factores como el manejo correcto de herramientas y las condiciones físicas y ambientales hacen necesaria la especialización en este tipo de servicios. Por ello, hoy hablaremos sobre los pasos para crear una empresa de jardinería, detallando los elementos clave a tener en cuenta durante el proceso de emprendimiento.

¿Es rentable empezar un negocio de jardinería?

Rentabilidad empresa de jardinería

Una de las principales ventajas de un negocio de jardinería es que ofrece servicios especializados en variedad de espacios abiertos y cerrados. Cuyos propietarios están dispuestos a invertir altos montos en diseño, adecuación y mantenimiento de todos los elementos naturales allí presentes. Ya sea por estética, gusto, alimentación o intereses comerciales.

Adicionalmente, los servicios de jardinería requieren de múltiples habilidades físicas y creativas. Además de experiencia y manejo preciso de las herramientas y equipos. Por tanto, este sector ha presentando un crecimiento importante. Y amplia la oferta gracias a la especialización de profesionales y a la tecnología en jardinería.

Asimismo, estos negocios presentan un comportamiento positivo en el mercado, así lo demuestran cifras del Observatorio Sectorial DBK de España. Pues en el país, las empresas de jardinería facturan alrededor de 900 millones de euros. Siendo en su mayoría negocios de pequeño tamaño.

¿Cómo iniciar un negocio de jardinería?

Pasos para iniciar negocio de jardinería

Ahora que no hay duda sobre la viabilidad de este tipo de emprendimientos, es momento de entrar en materia. Pues veremos 8 pasos que explicarán cómo empezar un negocio de jardinería. Hablaremos en detalle acerca de su planificación, servicios, equipos, trámites, entre otros factores. ¡Empecemos!

1. Plan de negocios jardinería

El primer paso es elaborar un plan de negocios en el que se consignen y organicen todas las acciones para la puesta en marcha del emprendimiento. Así como para su gestión, administración y el cumplimiento de los objetivos. Para ello, dentro del documento deben incluirse los siguientes elementos:

  • Descripción de la idea de negocio: Es necesario detallar los aspectos más relevantes de la empresa. Es decir, características, actividad y servicios que ofrece con el fin de obtener un panorama general. Así como para definir de manera más acertada el enfoque del negocio de jardinería.
  • Investigación de mercado: Aquí se realiza un estudio profundo del mercado y de sus dinámicas. Con el fin de planear estrategias e identificar oportunidades y amenzas. Además, es necesario analizar a los consumidores teniendo en cuenta características como edad, género, ocupación, hábitos de compra, etc. Y así de establecer el perfil del cliente ideal o «buyer persona».
  • Plan de marketing: Incluye las estrategias de promoción en medios tradicionales y digitales. Del mismo modo, allí se definen los objetivos de marketing, los canales de comunicación y el presupuesto de implementación.
  • Evaluación financiera: Aquí se especifica el presupuesto inicial de inversión para la puesta en marcha del negocio. También, se proyectan los costos fijos operacionales y se estima la rentabilidad, viabilidad económica y las ganancias esperadas.

2. Servicios

Como parte de la planificación para abrir un negocio de jardinería es necesario definir los servicios que se ofrecerán. Ya que las especialidades en esta labor son diversas y abarcan un gran número de actividades. De hecho, gracias a las nuevas tendencias del mercado y la tecnología han aparecido otros formatos de jardinería.

banner-ebook-como-iniciar-no-una-sino-100-ideas-negocios-interior

Por ello, además de ofrecer las soluciones clásicas, es importante incorporar estas innovaciones en el portafolio del negocio. A continuación, veremos los principales servicios que se ofrecen en una empresa de jardinería:

  • Decoración y diseño de jardines
  • Mantenimiento de jardines y zonas verdes
  • Poda, arqueo y tala de árboles
  • Jardines verticales
  • Impermeabilizaciones en jardines, terrazas y exteriores
  • Venta de arbustos y plantas
  • Fumigación contra plagas
  • Instalación de sistemas de riego
  • Venta de materas
  • Paisajismo
  • Cubiertas verdes y jardines en muros

3. Herramientas y equipos

En este punto debes estar preguntándote ¿qué se necesita para crear una empresa de jardinería? Pues bien, para operar el negocio debes adquirir maquinaria y herramientas básicas como:

  • Máquina de cortar pasto
  • Herramienta de poda: cuchillas, yoyo, tijeras, etc.
  • Escobas y rastrillo
  • Kit de tijeras
  • Kit de excavación manual: Pala, pica, azadón, etc.
  • Cortadora de arboles
  • Regaderas y equipos de riego
  • Fumigadora
  • Sembradora y abonadora
  • Arneses y cuerdas
  • Abonos, semillas, sustratos y fertilizantes
  • Botas, protectores faciales y gafas

También, debes contar con un vehículo para transportar los equipos hasta el lugar donde se realicen los trabajos. Ya que este negocio se trabaja 100% a domicilio.

4. Ubicación

Si estás pensando en ideas de negocio de jardinería debes tener claro si quieres que tu empresa cuente con un local. Pues bien sabemos, que los servicios ofrecidos por estas empresas se prestan a domicilio. Por tanto, no es estrictamente necesario tener una oficina o sucursal física para atender a los clientes. De hecho, puedes gestionar la comunicación a través de canales digitales como redes sociales, una página web, correo electrónico y apps de mensajería instantánea.

También, es posible contar con una ubicación física en donde las personas puedan cotizar y agendar el servicio. En este sentido, asegúrate de elegir un lugar seguro, accesible y cercano a zonas estratégicas. Tales como centros comerciales, colegios, universidades, complejos de oficinas, parques, etc.

Del mismo modo, ten en cuenta que montar un local para tu negocio implica una mayor inversión. Debido a que tendrás que incurrir en gastos de alquiler, adecuación, mobiliario, entre otros.

Quizá te interese: 

5. Personal

Si en tu negocio de jardinería quieres trabajar con diferentes especialidades es importante que cuentes con personal capacitado. Inicialmente, 3 personas serán suficientes para ejercer las labores básicas y más demandadas del mercado. Por tanto, asegúrate de incorporar los siguientes cargos:

  • Jardinero: Encargado de las labores de plantación, riego y demás funciones relacionadas con el mantenimiento de los jardines.
  • Paisajista: Se trata del profesional encargado del diseño de jardines para interiores y exteriores.
  • Podador: Persona encargada específicamente de la poda y limpieza de árboles, plantas y flores.

6. Trámites legales

Constituir legalmente el negocio de jardinería es un paso muy importante del proceso. Pues esto garantizará poder operar sin complicaciones y proporcionará credibilidad a los clientes. Aún así, los trámites y requisitos para legalizar una empresa varían dependiendo de las leyes de cada país.

Por ello, es importante buscar asesoría en los organismos e instituciones que regulan el registro de nuevos negocios. En muchos casos, estos suelen ser ayuntamientos, cámaras de comercio, ministerios, entre otros.

No obstante, existen una serie de aspectos y trámites comunes que se deben tener en cuenta en cómo crear una empresa de jardinería, entre ellos tenemos:

  • Elegir una estructura legal: Ya sea como persona natural o como persona jurídica. La primera se refiere a las empresas unipersonales y la segunda incluye todo tipo de sociedades.
  • Elaborar los estatutos y/o acta constitutiva: Es la documentación en la que consta el número de socios, sus responsabilidades y aportes. Así como la actividad económica, ubicación y representante legal del negocio.
  • Registrar la razón social: Primero se debe verificar que el nombre del negocio esté disponible y luego pagar el valor correspondiente para su registro.
  • Inscripción en el Registro Mercantil: Se realiza con el fin de que el negocio pueda ejercer su actividad y acreditar públicamente que es un establecimiento de comercio activo.
  • Tramitar licencias y permisos: Todo negocio de jardinería debe contar con una licencia de actividad y de apertura para validar que es apto para operar. También, es necesario contar con permisos de uso del suelo. Dichas licencias y permisos dependen de sí la empresa va a tener un local o solamente va a trabajar a domicilio.

7. Marketing y promoción

Finalmente, tu negocio de jardinería debe implementar el plan de marketing elaborado al inicio del proceso. El cual debe especificar todas las estrategias y técnicas que se podrán en marcha para promocionar el negocio. Igual que para incentivar las ventas y llamar la atención de la audiencia. Por consiguiente, es posible incluir acciones de marketing tradicional y marketing digital tales como:

  • Volanteo
  • Cuñas radiales y comerciales en TV
  • Publicidad ATL
  • Activaciones de marca
  • Anuncios en redes sociales
  • SEO y SEM
  • Email marketing
  • Contenidos en página web
  • Video marketing
No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Ten en cuenta que el plan de marketing de estar fundamentado en la investigación de mercado, para así obtener resultados efectivos basados en datos reales. Además, es indispensable ejecutarlo antes, durante y luego del lanzamiento del negocio. Del mismo modo, actualizarlo cada cierto tiempo y optimizarlo con base en los resultados obtenidos.

Quizá te interese: ¿Por qué el marketing y la publicidad son indispensables para tu negocio?

Palabras finales

Hemos llegado al final de esta guía sobre cómo empezar un negocio de jardinería. No queda duda que con el conocimiento, las habilidades, el espíritu emprendedor y la planeación adecuada, este puede ser un negocio altamente viable. Además, que su inversión es relativamente baja en comparación con otros emprendimientos. Debido a que no es necesario contar con un local físico.

Asimismo, no olvidemos que se trata de un sector especializado en donde los servicios son muy bien pagados y la demanda se proyecta a crecer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.