Cómo montar una franquicia Maybelline

Anuncios publicitarios

Si estás pensando en iniciar tu propio negocio, te encantan los cosméticos y el maquillaje, y quieres empezar con una marca exitosa en el mercado, una franquicia que deberías de considerar es Maybelline.

Maybelline es una empresa enfocada en el segmento del maquillaje para la cara, los ojos y la boca. Un nicho de mercado que mueve mucho dinero cada año y que no para de crecer.

En este contexto, Maybelline le proporciona la opción de convertirse en un franquiciado de la marca, pudiendo montar un negocio con su nombre y obteniendo todo el apoyo de la franquicia para gerenciar su unidad, y tener buenos resultados.

A continuación te mostramos un poco más de información sobre la franquicia y los pasos para ponerse en contacto con Maybelline y convertirse en un franquiciado, siga leyendo.

Lea también:

Conozca más sobre la franquicia

La historia de la marca comienza en 1915, cuando surgió una pequeña empresa familiar fundada por T.L. Williams. La idea del nombre fue originada a partir del nombre de la hermana de Williams que se llamaba Maybel. El primer producto de la pequeña empresa fue una máscara de uso diario para los ojos que utilizaba vaselina y polvo de carbón que era vendido apenas por correo en 1917, pero tuvo tanto éxito, que droguerías y tiendas de comestibles comenzaron a hacer pedidos de los productos. Fue entonces cuando la unión del nombre “Maybel” con “line” de Vaseline (vaselina en Inglés)  dio origen al nombre de la marca.

En 1996, Maybelline fue adquirida por L’Oréal y en el 2000 se convirtió en la marca # 1 en maquillaje de todo el mundo, más tarde, en 2004 la compañía finalmente cambió el nombre, al actualmente utilizado Maybelline NY.

El sistema de franquicias de la empresa comenzó a aplicarse desde el 2011. La empresa que hasta finales de 2014 contaba con 92 unidades franqueadas, está apostando por la meta de conseguir batir las 200 unidades hasta el final de 2017 distribuyendo las unidades en las principales capitales del mundo.

Tenga el perfil emprendedor que toda franquicia quiere

No podemos dejar de hablar sobre la importancia de tener un perfil emprendedor apasionante. Esto debido a que, Maybelline recibe solicitudes de inversores todos los días, cerrando las puertas a muchos de ellos.


Por lo tanto, para montar una franquicia de Maybelline es necesario tener el perfil que necesita la empresa. La primera cosa es confiar en la marca, entender cuáles son sus objetivos y vestir incluso su camisa – usted los va a representar, eso es lo mínimo que tiene que hacer.

Además, es importante que muestres cuan interesado estas en enfocar tus esfuerzos y tiempo en el negocio. Es necesario que tengas espíritu de liderazgo, y que estés lleno de ideas.

Maybelline quiere a personas que piensen como ellos, que estén dispuestos a prestar la mejor atención a sus clientes para fidelizarlos. Es importante también, que seas una de esas personas que siempre está atento a las novedades que trae la franquicia.

Ventajas de optar por la franquicia Maybelline

Trabajar con una franquicia trae un montón de ventajas para el inversor, pero dependiendo de la empresa existen características específicas. Es por eso, que fuimos al sitio web de Maybelline y encontramos las siguientes ventajas de trabajar con una franquicia Maybelline:

  • Costo bajo para montar la franquicia.
  • Estrategias de marketing desarrolladas por el grupo L’Oréal.
  • Negocio con sistema operacional simple – es posible trabajar con pocos empleados y tener mayor beneficio.
  • Capacitación específica para el franquiciado y todo su equipo.
  • El stock puede ser repuesto de acuerdo con la necesidad del franquiciado.
  • Ofrecimiento de productos de calidad a precio justo.

¿Cuánto cuesta una franquicia Maybelline?

Tal vez ésta sea su mayor preocupación, ¿no es así?, bueno, la inversión para abrir una franquicia de Maybelline es baja. Es bueno que entienda que esta cuestión puede variar dependiendo de la ubicación, pero hay una estimación promedio que es casi siempre certera.

Como estamos hablando de una franquicia que funciona con un quiosco y que es colocada en centros comerciales e hipermercados, creo que ya tiene una idea de que el valor es menor que la de una tienda.

La estimación dada por la propia empresa es de US$ 50.000 para conseguir montar el quiosco y empezar a trabajar. Lo mejor es que la previsión de retorno de esta inversión es de hasta dos años, lo que puede ser considerado  un período muy corto.

Es por eso que tanta gente se ha interesado por ese negocio. Hoy en día es difícil encontrar una franquicia con ese valor, que además genere un retorno en tan poco tiempo y que todavía dé grandes oportunidades de facturación.

Facturación de la franquicia Maybelline

Si la cuestión de la inversión varía de ubicación, la cuestión de la facturación varía principalmente de acuerdo con el franquiciado. ¿Qué tipo de empresario quieres ser? El que gana sólo lo suficiente para pagar las cuentas, o el que tiene un óptimo resultado al final del mes.

La expectativa es que una franquicia como ésta dé una facturación de unos US$18.000 al mes, pero es muy posible superar ese valor. Mantente siempre atento a las novedades, y busca nuevas formas todos los días de llamar la atención de más y más clientes.

¡Eso es fundamental para que sus resultados crezcan! Crear metas, capacitar bien a sus empleados y centrarse en los resultados. Piense diferente, salga de lo común y conviértase en un franquiciado de éxito.

¡Haga su solicitud!

Si después de todo lo que ha leído aquí, todavía estás interesado en adquirir una franquicia como esta, sólo debes entrar en contacto con la empresa y presentar tu interés. Puedes hacer esto de tres maneras:

¿Qué estás esperando para tener una franquicia Maybelline de éxito en su ciudad? ¡No pierdas más tiempo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *