Cómo segmentar el mercado objetivo de un negocio

Anuncios publicitarios

Introducción a la segmentación de mercado – Segmentar el mercado

segmentar el mercado objetivo de un negocio

Hoy en día vivimos en un mundo en el que el mercado global es demasiado amplio y por eso las empresas y emprendedores se ven obligados a segmentar el mercado objetivo de su negocio. Esto es, decidir qué segmento de mercado es más atractivo y más rentable para enfocar nuestra actividad y optimizar nuestras ventas.

Ventajas de segmentar el mercado objetivo de un negocio

  • Mejora el conocimiento sobre el comportamiento del comprador, es decir, cómo, cuándo y qué compra.
  • Se percibe rápidamente cualquier cambio en la demanda.
  • Se puede evaluar mejor los puntos fuertes y débiles en comparación con los competidores.
  • Se puede preparar proyectos de marketing adaptadas a las necesidades del consumidor.
  • Se puede establecer un mercado objetivo que permite a una empresa identificar oportunidades.

Desventajas de segmentar el mercado objetivo de un negocio

  • Para cada segmento de su mercado objetivo, debe hacer una investigación distinta, desarrollo y lanzamiento de productos.
  • Actividades poco éticas y estereotipadas.

Lea tambiénGuía para iniciar un negocio rentable desde cero

¿Quieren saber cómo realizar una segmentación de mercado objetivo de forma eficiente? A continuación le damos algunos consejos.

Segmentación de mercado objetivo: pasos a seguir

  1. Segmentar el mercado global

En primer lugar, para identificar nuestro mercado objetivo es importante que sepamos distinguir entre mercado global, mercado total y mercado objetivo:

  • El mercado global es el conjunto total de personas que pueden identificarse como consumidores.
  • El mercado total será la parte de ese mercado global a la que puede interesar nuestro producto o servicio.
  • El mercado objetivo será el submercado que obtendremos de la segmentación del mercado total, es decir, será el público interesado en nuestro producto al que dirigiremos nuestra estrategia de marketing y tendrá una serie de características identificativas.

Pues bien, lo primero de todo será segmentar el mercado total y para ello utilizaremos variables que puedan darnos toda la información que necesitamos para posteriormente realizar nuestra clasificación y decidir cuál será nuestro mercado objetivo. Las variables que pueden utilizarse son variadas: lugar de residencia, intervalos de edad, género, nivel socioeconómico, grado de educación o ingresos mensuales.

  1. Elegir nuestro mercado objetivo

De todos los submercados resultantes del punto anterior deberemos elegir cuál o cuáles son los más apropiados para nuestro producto o servicio. Ese submercado se convertirá en nuestro mercado objetivo o nicho de mercado y en base a él diseñaremos nuestra estrategia de marketing.

Por ejemplo, considere que su negocio será una tienda de ropa infantil de marca que se ubicará en el centro de Barcelona. Su mercado objetivo estará compuesto por mujeres de 20 a 50 años, que residan en el centro, que tengan hijos y que tengan unos ingresos medios-altos.

  1. Segmentar el mercado objetivo

Segmentar el mercado objetivo

La segmentación no ha terminado en el punto anterior. Para cerrar todavía más el círculo y realmente centrar nuestra estrategia de marketing en el público objetivo interesado en nuestro producto introduciremos variables cualitativas en nuestro estudio de segmentación.  Para ello intentaremos segmentar el nicho de mercado obtenido en el punto 2 mediante la introducción de variables como la personalidad, intereses, valores, estilo de vida o comportamiento de compra.

Anuncios publicitarios


¿Y cómo podemos conocer estas variables? Es fácil: realizaremos un estudio de mercado mediante encuestas de investigación de mercados.

A partir de los resultados obtenidos conseguiremos un perfil de consumidor óptimo para la venta de nuestro producto o servicio y será en este perfil en el que centraremos nuestra estrategia.

  1. Definir la estrategia de marketing

La estrategia de marketing deberá estar centrada en conseguir ventas al público objetivo que hemos determinado con nuestra segmentación de mercado. Para ello, colocaremos precios acorde al nivel de vida de nuestro segmento, elegiremos los canales de venta más apropiados, decidiremos qué estrategia publicitaria tendrá mejor acogida y realizaremos el diseño de nuestros productos en base a este target específico.

Como verán, segmentar el mercado objetivo de un negocio es una tarea sencilla pero se necesita un tiempo de análisis adecuado para determinar las características de la que será nuestra estrategia de marketing. ¿A qué esperan para segmentar, dirigir su marketing al público interesado en su producto e incrementar sus ventas?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *