Diferencias entre estar ocupado y ser productivo

Todos alguna vez nos hemos topado con esa persona que dice estar siempre ocupada, se la pasa siempre estresada, y muchas veces notamos que no cumple sus objetivos. Puede que este tipo de personas incluso seamos nosotros mismos. Lo cierto es que estar ocupado no significa precisamente ser productivo, por ello en este artículo te diremos algunas diferencias.

Personas productivas

Diferencias entre ser productivo y ocupado

Tienen prioridades. Las personas productivas siempre establecen prioridades, no pasan de una cosa a la otra al azar, planean su día desde temprano, y algunas veces desde días anteriores. Por otra parte, las personas ocupadas no saben decir “no” a aquellas cosas con poca prioridad, y suelen perder tiempo resolviendo pequeñas cosas que no tienen que ver con los resultados de la empresa, y descuidad cosas que si son de importancia inmediata.

Lea también: 5 consejos para aprender a hacer más dinero trabajando menos

Buscan resultados. Las personas productivas saben que todo al final de cuentas se traduce en resultados, por ello establecen tiempos, horarios y metas. Las personas ocupadas se enfocan más en los procesos, y es muy común que encuentren muchos problemas para poder completar alguna actividad importante.

Tienen tiempo. Las personas productivas no ocupan su tiempo al 100% en el trabajo, saben organizarse y aprovechar esos huevos en día para hacer más, e ir temprano a casa, salir a divertirse y aun así cumplir con todos sus deberes y más. Por otra parte, las personas ocupadas viven así, nunca tienen tiempo de divertirse, pasan su vida estresadas, y peor aún, muchas de las veces no logran cumplir sus metas.

Hacen una cosa a la vez. Las personas productivas saben que la paciencia y consistencia son virtudes fundamentales en su trabajo, por ello hacen siempre una cosa a la vez, y siempre logran así sus objetivos. Las personas ocupadas creen que hacer muchas cosas a la vez los hará más productivos, al final del día, al completado mucho menos tareas de las que pensaban, y muchas veces la calidad de esas tareas se ve comprometida por la prisa.

Están siempre actualizadas. Las personas productivas siempre agendan tiempo para actualizarse, ya sea yendo a cursos, leyendo, y más, y esto lo hacen por que reconocen que actualizarse es algo fundamental para hacer mejor su trabajo. Las personas ocupadas no tienen tiempo de actualizarse, muchas veces desconocen que hay nuevas tecnologías que pueden ayudarles a hacer más en menos tiempo.

Lea también: 100 pequeños negocios rentables – nuevos negocios

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Actúan ante los problemas. Las personas productivas no están exentas de problemas, por ello, ante uno, siempre actúan de inmediato, establecen planes de acción, de modo que no permiten que un problema crezca más o haga más daño. Las personas ocupadas suelen quejarse primero de su mala suerte, usan pretextos para voltear hacia otro lado, procrastinan, hasta que se hace evidente que se tienen que resolver de inmediato dicho problema.

Son más felices. Las personas productivas tienen un buen balance en su vida, pasan tiempo con su familia y amigos, aun así pueden dar el ancho en su empresa, obteniendo buenos resultados. Las personas ocupadas por otra parte no tienen tiempo de nada, siempre están irritables, lo cual les causa problemas en todos los ámbitos de su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.