Diferencia entre negocio y empresa | Aprende a distinguirlos

comprende-la-diferencia-entre-negocio-y-empresa

Con frecuencia se utilizan los términos negocio y empresa como sinónimos. Es cierto que ambos conceptos se refieren a sistemas cuya finalidad es obtener un beneficio a cambio de un servicio o producto. Sin embargo, ambos poseen características propias que los distinguen entre sí. En este artículo te explicaremos con más detalle cuál es la diferencia entre negocio y empresa. Te mencionaremos, además, algunos ejemplos. Así que, una vez terminada tu lectura, tendrás claro las diferencias entre ambos.

Pero primero definamos estos términos para entender mejor sus diferencias.

¿Qué es un negocio?

mundo-empresarial-y-de-negocios

Un negocio es la ocupación, actividad o trabajo que se realiza para obtener un beneficio económico. Es un método de ganar dinero a cambio de producción y/o comercialización de productos o prestación de servicios.

La palabra negocio proviene del término en latín negotium, conformado por nec (negación) y otium (ocio). Por su significado etimológico indica negación del ocio o del descanso. Es decir, se refiere a aquella actividad que te mantiene ocupado e impide que este ocioso.

Algunos ejemplos de negocio son:

  • Tiendas en línea donde venden cosméticos y artículos de belleza de diferentes marcas (producto).
  • Locales físicos donde comercializan teléfonos celulares, accesorios para celulares, etc. (producto).
  • Comercios de víveres, pan y e insumos para cocinar (producto).
  • Talleres mecánicos donde hacen labores de diagnóstico, reparación, mantenimiento, etc., de vehículos (servicio).
  • Lavanderías (servicio).
  • Plataformas digitales que tienen un tráfico web considerable y venden espacios publicitarios a anunciantes (servicio).
  • Salones de belleza (servicio).

¿Qué es una empresa?

diferencia-entre-empresa-y-negocio

En el ámbito económico, la empresa se refiere a una entidad creada por una o varias personas con fines lucrativos. Una vez establecida legalmente, se dedica a producir y explotar comercialmente una actividad industrial, mercantil o de prestación de servicios. Por lo general, estas actividades satisfacen determinadas demandas del mercado.

El término empresa proviene del italiano impresa. Se refiere a la acción de imprimir algo para volverlo real.

Algunos ejemplos de empresas son:

  • Fábricas de cosméticos y artículos de belleza (producto).
  • Compañías ensambladoras de teléfonos celulares (producto).
  • Industrias alimentarias que producen insumos en volumen masivo (producto).
  • Compañías telefónicas y de internet (servicio).
  • Fábricas de automóviles y concesionarios (producto).
  • Compañías de marketing digital (servicio).

¿Cuál es la diferencia entre negocio y empresa?

grupo-de-jovenes-negocios-simulando-disitntas-actividades

La principal diferencia entre negocio y empresa radica en la dimensión, alcance, objetivos a corto-largo plazo y roles de los dueños. En un negocio la figura del dueño es la clave. La producción depende totalmente de sus acciones. En cambio, en una empresa el dueño es el encargado de dirigir y delegar las tareas al personal. Por tanto, no tendrá que ocuparse personalmente de las actividades productivas. Él solo es el responsable del control de ellas.

Un negocio puede ser desarrollado una o varias veces. Es decir, una sola venta puede ser considerada un negocio, como también lo pueden ser varias ventas. Por otra parte, las empresas son instituciones que se dedican a llevar a cabo cierta actividad comercial durante un periodo más prolongado. Poseen un plan de negocio, estrategias comerciales, estructura, tipo de sociedad, entre otros aspectos legales que la establecen en el mercado.

Otra diferencia entre negocio y empresa es que los beneficios y ganancias del negocio se estiman en corto plazo, mientras que los de la empresa se proyectan a largo plazo.

A primera vista, parece difícil determinar las diferencias entre ambos conceptos. Sin embargo, en las bases de estas actividades comerciales está la respuesta. Veámoslo con un ejemplo.

Una persona decide realizar, de una forma más o menos continua, la actividad de compra-venta de carros. Si compra un auto y lo revende, consiguiendo una ganancia, esto se convierte en un negocio. Sin embargo, esta persona es la encargada de los procesos de compra y venta de los carros. Además, la actividad se puede realizar de manera ocasional y sin una estructura formal.

El negocio de compra-venta de carros se convierte en una empresa cuando se crea una organización con este objeto social: comprar y revender autos. Es el caso, por ejemplo, de los concesionarios. Además, esta actividad se realizará de manera continua y adquirirá otro estatus a nivel legal. La empresa posee una infraestructura acorde con sus objetivos y cumplen con todos los procesos de producción como estrategias, planificación, etc.

Con este ejemplo, esperamos que te resulten más claras las diferencias entre negocio y empresa.

¿En qué se asemejan negocio y empresa?

Ya hemos visto la diferencia entre negocio y empresa. Ahora bien, estos conceptos también tienen similitudes. La semejanza entre un negocio y una empresa es que ambos están orientados a la obtención de dinero a cambio de llevar a cabo una actividad comercial que beneficie a un tercero. Es decir, ninguno de los dos opera sin fines de lucro.

A su vez, ambos pueden ser creados por una o varias personas. Sin embargo, la jerarquía de una empresa puede llegar a ser mucho más amplia que la de un negocio.

Hay quienes confunden un negocio con una pequeña empresa, pero no son lo mismo.  Una pyme es, desde el momento en que está constituida, una empresa. Recordemos que los negocios son el método de obtención de dinero y las empresas son quienes lo llevan a cabo.

¿Pueden existir el uno sin el otro?

hombre-de-traje-sosteniendo-flecha-de-crecimiento-empresarial

Los negocios existen porque son la actividad que da pie a la creación de una empresa que lo incluya y explote. Por su parte, la génesis de las empresas siempre es un negocio. De esta manera, están estrechamente relacionados y se complementan. Sería ingenuo pensar que pueden existir el uno sin el otro. La verdad es que no.

¿Puede un negocio convertirse en una empresa?

Sí, los ejemplos más claros son las cadenas de comida rápida.

McDonald’s empezó en 1940 siendo un negocio de un solo restaurante. Su método consistía en vender 20 productos alimenticios, la mayoría de ellos a la barbacoa. Sin embargo, su plan de acción y desarrollo comercial lo llevaron a la creación de una compañía, con sistema de franquicias incluido, a partir de 1955.

Starbucks es otro ejemplo de negocio convertido en empresa. Comenzó en 1971 como un negocio de venta de café en grano recién tostados.  En 1987 con la venta del negocio a Howard Schultz, y la consiguiente expansión del negocio, se posiciona como una de las grandes empresas en el sector de cafeterías.

Palabras finales

Un negocio y una empresa a simple vista son muy semejantes. En definitiva, ambas persiguen finalidades de lucro. Sin embargo, hemos visto que existen varias diferencias entre estos conceptos, por tanto, usarlos indistintamente resulta incorrecto.

Cuando las acciones y la proyección de un negocio aumentan cada año este puede llegar a convertirse en una empresa. Para ello necesitará establecerse de manera más formal, alcanzar una estructura organizacional, poseer estrategias comerciales, industriales, infraestructura, mayor cantidad de personal, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.