Cómo montar una empresa de recursos humanos

Anuncios publicitarios

Las empresas de recursos humanos ofrecen servicios de asesoría para otras empresas que necesitan orientación en materia de gestión y administración de talento humano. A su vez, estas consultoras se encargan de garantizar la correcta selección y ubicación del personal para poder obtener un buen clima laboral en las compañías.

Del mismo modo, las empresas de recursos humanos se encargan de asesorar a sus clientes en materia de planificación, riesgos, compensación, relaciones, formación y seguimiento.

¿Por qué son necesarias las empresas de recursos humanos?

¿Alguna vez acudiste a una entrevista de trabajo en una oficina y cuando resultaste seleccionado terminaste trabajando en otro lugar? Seguramente la compañía te reclutó a través de una empresa de recursos humanos.

Estas consultoras son necesarias porque no todas las compañías cuentan con la capacitación necesaria en lo que refiere a empleadores. Es por ello que estas empresas se dedican de lleno a captar personal, evaluar que cumplan con el perfil adecuado para cada cargo, velar por que obtengan la compensación económica que les corresponde según su nivel de preparación, experiencia y competencia, entre otros.

Todo esto es llevado a cabo con el fin de obtener un buen clima laboral y que los candidatos a los cargos perduren en el tiempo y no haya inestabilidad en las contrataciones. Esto facilita que la producción de cada empresa siga un curso natural y se eviten retrasos en la misma por vacantes desocupadas.

Si bien una compañía puede hacer sus contratos sin ayuda de una empresa de recursos humanos, sus resultados pueden ser deficientes, puesto que no todo el mundo está en la capacidad de seleccionar y ubicar al personal como sí lo están los profesionales que se dedican de lleno a esto. Además, muchas compañías prefieren contratar este servicio porque les ahorra tiempo y esfuerzo que pueden emplear en aquello a lo que sí se dedican.

Lea también:

Cómo montar una empresa de recursos humanos

Ahora que entiendes la demanda que tienen estas consultoras y lo perdurable que es este tipo de negocio (porque constantemente las personas buscan trabajo y las empresas, empleados), es buen momento para tener esta idea de negocio entre tus opciones.
Si deseas emprender una consultora de recursos humanos, toma nota de lo siguiente:

• Delimitar funciones

El área de recursos humanos abarca bastante campo, por lo que tienes dos alternativas: especializar tu empresa en una o algunas ramas u ofrecer servicios generalizados.

Anuncios publicitarios


Estos son algunos de los servicios entre los que puedes escoger:

  • Conformación del Departamento de RR.HH.
  • Planificación del talento humano.
  • Optimización de las condiciones laborales de la compañía.
  • Mejoramiento del bienestar de los empleados.
  • Reclutamiento y selección del personal.
  • Medición del desempeño.
  • Planes de carrera y formación para el personal.
  • Administración del talento humano.
  • Resolución de conflictos específicos.
  • Coaching empresarial en RR.HH. (es uno de los servicios más recientes y con mayor demanda).

• Ubicación y distribución del espacio

Las oficinas de la consultoría deben ser tan amplias como se requiera, eso dependerá del punto anterior, es decir, de los servicios que ofrezca. Allí se recibirán personas que buscan empleo y, constantemente, se llevarán a cabo entrevistas de trabajo, pruebas psicotécnicas y reuniones, por lo que debe contar con una ubicación accesible, con derecho a estacionamiento y/o cerca de uno y de las principales rutas de transporte público, salones acondicionados con el mobiliario adecuado para tales fines, con buena ventilación e iluminación, entre otros.

• Personal

Quienes ofrezcan sus servicios en la consultoría deben ser profesionales con experiencia en el área. Sus funciones estarán estrechamente relacionadas con el éxito que tendrán sus clientes, y como este trabajo no puede dejarse en manos de inexpertos, la preparación del personal es un paso fundamental.

• Proceso de negocio

Diseñar tu plan de negocios es primordial para llevar a cabo tu proyecto. El mismo debe incluir la propuesta de valor, los medios que utilizarás para que el negocio sea viable, ejemplos de clientes potenciales y la proyección de los costos, gastos y ganancias de por lo menos cinco años.

• Inversión

El capital que se invierte abarca no solo los registros legales de la empresa para su operatividad, sino la contratación de los consultores y del personal administrativo, el alquiler o compra del local, así como el mantenimiento de las oficinas, impuestos, entre otros.

De este modo, es necesario realizar un presupuesto y evaluar las opciones de préstamo que se tiene de no contar con la liquidez para la inversión. Un tiempo estimado para recuperarla es de al menos dos años, pero esto dependerá de la cantidad de clientes que tenga la empresa.

• Marketing

Toda empresa necesita de difusión y promoción para que sus productos y servicios lleguen a ojos y oídos de clientes potenciales. Esto puede lograrse por medio de publicidad en físico (vallas, stands, volantes, carteles) y medios de comunicación (radio, tv, cine). Sin embargo, hoy más que nunca es esencial tener presencia en internet para facilitar el contacto.

Crear un sitio web con blog y perfiles en redes sociales es fundamental para exponer la misión, visión y objetivos de la consultora, además de tener un formulario en línea de cotizaciones. A su vez, para lograr que todo funcione de la manera correcta, es necesario crear una estrategia de marketing digital enfocada en generación de contenido propio e interactuar con los usuarios a través de todas estas vías.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *