Cómo montar un centro de inspección técnica vehicular

Anuncios publicitarios

Un centro de inspección técnica vehicular es un ente certificador, autorizado por el gobierno, que lleva a cabo una serie de inspecciones periódicas a vehículos para verificar de que cumplen con la normas de seguridad y ambientales exigidos.

La gran rentabilidad de este tipo de empresas se debe a la gran demanda vehicular y a las exigencias gubernamentales, puesto que todo vehículo inscrito en el Registro de Propiedad Vehicular que circule por las vías públicas terrestres, tiene la obligación legal de someterse y aprobar periódicamente las Inspecciones Técnicas Vehiculares, caso contrario puede ser multado a la hora de ser fiscalizado por la Policía de transito del país.

Pensando en esta gran oportunidad de negocio, a continuación le brindamos algunos consejos interesantes para que pueda montar una empresa de inspección técnica vehícular en dónde quiera, ¡tome nota!

Lea también:

¿Por qué un centro de inspección vehicular es rentable?

Un centro de inspección vehicular es rentable, pues de vez en cuando los vehículos necesitan pasar por una inspección técnica para confirmar que tienen condiciones para seguir transitando en las ciudades, sin causar ningún daño al conductor, pasajeros y a los ciudadanos en general.

Esto sucede tanto en la venta y compra de coches, como en la renovación de algunos documentos obligatorios cada año (las inspecciones técnicas vehiculares tienen un cronograma según la categoría, función y antigüedad de los vehículos).

Por lo tanto, con la cantidad de vehículos aumentando considerablemente cada día, montar una empresa de este tipo resulta siendo una buena inversión.

Burocracia para montar un centro de inspección vehícular

Esta parte es un tanto laboriosa, pues es necesario llevar una gran cantidad de documentos al gobierno para solicitar la autorización como Centro de Inspección Técnica Vehicular – CITV. Por lo que, lo ideal en este caso es contratar a un profesional que ejerza la carrera de derecho o de contabilidad para que le ayude en este aspecto, más si quiere montar el negocio en un país extranjero.

Anuncios publicitarios


Por otro lado, a parte de los documentos requeridos para la autorización, generalmente se requiere una buena infraestructura inmobiliaria, equipamiento de calidad, personal calificado para realizar las inspecciones de los vehículos con precisión, y un sistema informático (hablaremos de esto más adelante).

Requisitos para la estructura inmobiliaria

Además de la documentación, otro punto importante para montar una empresa de inspección vehicular tiene que ver con las exigencias de infraestructura inmobiliaria. En este caso, una vez más, es necesario cumplir con todo lo que le exige el gobierno para un buen funcionamiento del negocio.

Usualmente, las diferentes legislaciones del mundo exigen:

  • Que cada Centro de Inspección Técnica Vehicular esté ubicado sobre un terreno con una extensión mínima de 2000 m2, el mismo que deberá ser próximo a la vía pública y apto para realizar el servicio de Inspección Técnica Vehicular.
  • Que la infraestructura antes referida, cuente con una zona de inspección vehicular en donde se encuentre acondicionada por lo menos una Línea de Inspección Técnica Vehicular, con áreas administrativas y zonas de estacionamiento, que permitan el flujo ordenado de los vehículos y clientes.

Equipamientos fundamentales para montar una empresa de inspección vehicular

La adquisición de los equipos es fundamental, ya que sin ellos es imposible realizar todos los servicios necesarios para una inspección bien hecha y segura – de la manera que el gobierno espera que sea.

Conozca a continuación los equipos frecuentemente usados en centros de inspección de vehículos:

  • Un Regloscopio con Luxómetro.
  • Un Reflectómetro.
  • Un medidor de alineación de ruedas al paso.
  • Un frenómetro de rodillos para medir la eficiencia de frenado de las ruedas.
  • Un detector de holguras.
  • Un banco de pruebas de suspensiones.
  • Un analizador de gases.
  • Un Opacímetro.
  • Un sonómetro, para verificar los límites máximos de emisiones sonoras de los vehículos.
  • Una torre de inflado de llantas.
  • Un detector de profundidad de las ranuras de los neumáticos.
  • Una cámara fotográfica digital con fechador incorporado.
  • Un equipo para realizar mediciones de calibración y medidas generales de los vehículos.
  • Fosa o zanja para la inspección visual del vehículo desde la parte inferior del mismo.
  • Sistema informático y de comunicaciones con conexión permanente a Internet para facilitar la transmisión electrónica de información al órgano encargado de la dirección de transporte terrestre, entre otros organismos.

Personal calificado para la inspección de vehículos

Una empresa de inspección técnica vehicular debe de contar con un personal altamente calificado, pues se requiere una inspección precisa, además que así lo requiere los órganos del gobierno.

El personal que usualmente es requeridos por las diferentes legislaciones son los siguientes:

  • Un ingeniero automotriz, mecánico o mecánico-electricista colegiado y habilitado para realizar las labores de supervisor (supervisión del proceso de verificación documentaria, inspección visual y mecánica de los vehículos).
  • Ingenieros automotrices, mecánicos, electricistas y/o técnicos en mecánica automotriz por cada Línea de Inspección Técnica Vehicular para realizar las labores de verificación documentaria, inspección visual y mecánica de los vehículos.
  • Personal administrativo que permita la adecuada organización del Centro de Inspección Técnica Vehicular, atendimiento de los clientes, manejo de los registros de vehículos inspeccionados, seguridad, etc.

Proceso de negocio

1.- El cliente hace entrega del vehículo a su empresa de inspección vehicular.

2.- Su empresa de inspección vehicular solicita y al propietario o conductor documentos que exige la legislación del país en el que sea montado el negocio (tarjeta de identificación vehicular, certificado de seguro, certificado de inspección vehícular anterior, etc.) y los verifica. Si la documentación se encontrara conforme, se procede a la Inspección Técnica Vehicular, mediante una inspección visual y mecánica.

3.- Se realiza la inspección visual del vehículo. La inspección visual consiste en verificar el estado de conservación de la carrocería o parte exterior del vehículo, espejos, chasis, vigas, parabrisas, rodadura de los neumáticos, la adecuada instalación de láminas retroreflectivas, parachoques, entre otros, según las exigencias técnicas establecidas por la legislación del país.

4.- Se realiza la inspección mecánica del vehículo. La inspección mecánica consiste en verificar los siguientes sistemas:

  • Sistema de luces.
  • Sistema de dirección.
  • Sistema de frenos.
  • Emisión de gases.
  • Sistema de suspensión.
  • Emisiones sonoras.

5.- Se realiza el Informe de Inspección Técnica Vehicular. Las observaciones que resulten de la inspección visual y mecánica se determinarán según una tabla de defectos técnicos (regida por la legislación del país), encontrándose clasificadas por su gravedad como leves, graves o muy graves.

6.- Se realiza y emite el expediente técnico. En caso el vehículo se encuentre en aptas condiciones, el CITV o centro de inspección técnica vehicular usualmente emite un expediente técnico -documento físico o digital por cada vehículo sometido a la inspección técnica Vehicular, el cual debe poseer información correspondiente al registro del vehículo, la revisión documentaria y la inspección visual y mecánica- copias del Informe de Inspección Técnica Vehicular y del Certificado de Inspección Técnica Vehicular a la base de datos del Ministerio de Transportes del gobierno.

Por otro lado, si el vehículo posee defectos de Inspección técnica vehicular y no es aprobado, solo se emitirá la copia del Informe de Inspección Técnica Vehicular.

Cuánto cobrar por la inspección técnica vehicular

El precio por cada inspección técnica vehicular se fija según los centros de inspección vehícular (con los criterios del libre mercado). Por lo que, puede poner el precio que quiera; sin embargo, debe investigar el precio del servicio de su competencia, para dar un precio justo que pueda hacerle ganar más clientes.

Usualmente el precio varía según el tipo de vehículo, que va desde los US$20 hasta los US$200.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *