Emprender una actividad económica de manera independiente es una decisión que está cargada de retos y desafíos. Ser un profesional autónomo, o aún más, decidirse a abrir una empresa propia es el sueño que muchos tienen, pero al que no todos se animan. La supervivencia durante los primeros tiempos, la escalabilidad del negocio, la proyección en el tiempo… todos son asuntos que ocupan la mente de los emprendedores.

Más allá del primer filtro, los que se atreven y los que no, existe otro paradigma: el de los que fracasan y los que tienen éxito. Acá entran en juego aspectos como la perseverancia y la resiliencia. Además de la estrategia y la capacidad para mantenerse actualizado con las nuevas exigencias y necesidades del mercado y sus consumidores. En este sentido, herramientas como el Kit Digital marcan la diferencia entre mantener y desarrollar una actividad económica independiente, o fracasar en el intento.

¿Qué es el Kit Digital?

Son varios los programas y subvenciones que se han desarrollado para ayudar al desarrollo y crecimiento de los profesionales autónomos. Así como de las pequeñas y medianas empresas. Muchos de ellos apuestan a un tema puntual, en el que se concentran la mayor parte de las causas de los fracasos de las pymes y autónomos durante sus primeros años de ejercicio: la digitalización.

Al vivir en un entorno digitalizado, en el que los consumidores buscan, encuentran, comparan y opinan de prácticamente todo, a través de los medios digitales como las redes sociales o incluso el Google Maps. Es por ello que la adecuada actualización tecnológica y digital de las marcas es fundamental tanto para su supervivencia como para su crecimiento y expansión.

En este sentido, aparece el Kit Digital como uno de los programas públicos de ayudas para Pymes, microempresas y autónomos más prometedores. Se trata de un programa de la Agenda España Digital 2025 y su partida presupuestaria cuenta con más de tres mil millones de euros.

El objetivo general del programa es simple. Impulsar la digitalización de las empresas y de los autónomos, ofreciéndoles soluciones tecnológicas que son facilitadas por agentes digitalizadores. Entre ellas, pueden mencionarse el desarrollo de sitios webs, de tiendas de comercio electrónico, la gestión de redes sociales, de clientes y de procesos digitales, entre otras.

¿Quiénes pueden acceder al Kit Digital?

No importa si eres un traductor que ofrece sus servicios como freelancer o si tienes una pyme de manufactura de ropa infantil, con varias decenas de empleados. El programa del Kit Digital está pensado para ser un verdadero impulsor del crecimiento de la economía local. En este sentido, tiene diferentes variantes que responden a las necesidades digitales de profesionales y de empresas.

De acuerdo a indicadores previamente establecidos, las ayudas en forma de subvenciones que ofrece el gobierno para este fin, se dividen en diferentes grupos. El primero es el de las pymes, las pequeñas y medianas empresas que se integren por mínimo diez y máximo cuarenta y nueve trabajadores. Estas empresas podrán gestionar la ayuda y recibir un máximo de 12 mil euros por el concepto de Kit Digital.

El segundo grupo es el de las microempresas, que se integren por tres a nueve empleados. Estas podrán recibir un bono de hasta seis mil euros. El último de los grupos es el que se dirige a microempresas o a profesionales autónomos, que funcionen de manera individual o hasta dos empleados. Este grupo podrá recibir hasta dos mil euros como bono digital.

¿Cómo solicitar y emplear el Kit Digital?

Kit Digital

Como verás, la posibilidad de acceder al Kit Digital es bastante amplia, y no tiene ninguna limitación en cuanto a rubros económicos. Lo primero que deberás hacer es registrar la empresa (que debe estar dada de alta en territorio español) en la plataforma oficial de AceleraPyme. Allí deberás hacer un test de diagnóstico digital, en el que se podrá tener un panorama de cuál es el estado digital de tu empresa o actividad, cuáles son las fortalezas y las áreas que representan oportunidades por explotar.

Una vez hecho esto, tendrás que elegir entre una o varias soluciones digitales, de acuerdo a las necesidades, características y prioridades de tu negocio. Ahora bien, para materializar esta decisión y apostar a lo que sea realmente importante, tendremos que elegir a un Agente Digitalizador. Se trata de un grupo de empresas disponibles en el programa, a las que el emprendedor o el autónomo acudirá para poner en marcha los planes digitales requeridos.

Esta empresa ofrecerá el servicio durante un tiempo convenido, desarrollando las áreas más sensibles o con más oportunidades de expansión para la empresa. Asuntos como la creación del sitio web, la implementación de un e-commerce, la gestión de redes sociales o de procesos digitales, la facturación electrónica o la ciberseguridad están contempladas entre las posibilidades de impulso y de crecimiento digital de las pymes con este programa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.