Insertarse de forma satisfactoria en el mercado laboral no es tarea fácil. Son muchos los factores a considerar cuando iniciamos una búsqueda que nos lleve al siguiente escalón de nuestro desarrollo profesional. Aspectos formales como los tipos de contratos laborales que encontraremos en el mercado, tiempos de las jornadas, delimitación de cargo y funciones, han de combinarse con otros más blandos, pero no menos importantes, como el ambiente laboral, la distancia entre las oficinas y nuestro domicilio, la flexibilidad horaria, entre otros.

Las horas que pasamos en el trabajo constituyen la mayor parte de nuestro día, así que es vital tomar la búsqueda con la importancia que merece y, en lo posible, no actuar con desesperación. Piensa que el hecho de sentirte bien en el trabajo tiene un impacto directo en tu calidad de vida. Revisemos a continuación algunos consejos fundamentales a la hora de buscar el empleo que queremos.

5 consejos básicos para encontrar en empleo que quieres

Consejos sobre cómo encontrar trabajo.

1. La planificación es uno de los puntos más vitales en tu proceso de búsqueda de empleo. Si tienes urgencia de ubicarte laboralmente, puedes sucumbir a la tentación de anotarte a todos los perfiles de búsqueda, y postularte indiscriminadamente a todo lo que te parezca que tiene algo de sentido. Con esto no ganarás más que cansancio y desgaste. Tomate el tiempo para analizar a profundidad, tanto tu perfil, como el rumbo que quieres que tome tu vida profesional, y luego de eso, planifica a dónde realmente tiene sentido apuntar tus esfuerzos.

2. Si eres, por ejemplo, bibliotecólogo, ¿sabes cuantas bibliotecas públicas y privadas operan en tu ciudad? ¿Cómo funcionan? ¿Qué medios de contacto tienen? Si bien este es un ejemplo bastante particular, sirve para ilustrar el segundo consejo. Debes estudiar a profundidad el mercado laboral en el que pretendes insertarte. Cuáles son las empresas líderes del sector, las medianas y las pequeñas. En cuáles de ellas crees que podrías desenvolverte mejor, cuál es el sueldo medio del puesto al que optas. Todos estos factores te permitirán tener una visión más completa y realista de tu proceso de búsqueda.

3. Ten actualizado tu currículo, pero no seas inflexible con su presentación. Si estás apuntando, por ejemplo, a un cargo de analista, quizás no te convenga mostrar que hiciste dos doctorados. En cambio, si optas a un cargo gerencial, es positivo mostrar toda la preparación que tengas. Esto quiere decir que debes tener tu currículo completo,
preparado para ser enviado, pero si hay alguna posibilidad puntual que te interese, no está mal adaptarlo a esa oferta, explicando un poco más los cargos que hayas ocupado, y que tengan relación con esa función, y omitiendo los que no se acercan a esa temática.

Consejos sobre cómo encontrar trabajo..

4. Selecciona bien tus canales de búsqueda. Este aspecto se relaciona mucho con el estudio del mercado en que el pretendes insertarte, y es que no todas las empresas se mueven en los mismos ámbitos, y no todos los canales de búsqueda ofrecen las mismas oportunidades. Evalúa cada portal, y las ofertas que en él aparecen, y en función de esto podrás determinar cuál te conviene más. Por supuesto que hay redes sociales que han venido tomando la delantera en el tema laboral, poniendo sobre la mesa la posibilidad de hacer vínculos y una red de contactos, que puede ser sumamente útil al momento de tu búsqueda. Es, por ejemplo, el caso de LinkedIn. Es recomendable que investigues y formes parte de esta clase de herramientas, donde te podrás conectar con personas que participan activamente en la industria a la que tú te quieres incorporar.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

5. Dale a la entrevista, la importancia que merece. Los mejores currículos han sido desechados después de una entrevista deficiente. ¡No dejes que eso te ocurra! Si evaluaste el mercado laboral, preparaste bien tu currículo, lo enviaste a la empresa que te interesó, y te contactaron para ir a una entrevista, ya tienes buena parte del camino hecho. Prepárate para que la entrevista sea la estocada final, que consolide el inicio de tu nueva vida laboral. Seguridad en ti mismo, un buen lenguaje corporal, mirar a los ojos del entrevistador, tener un firme saludo, ir vestido con ropa adecuada, demostrar tus conocimientos profesionales, leer un poco sobre la empresa y demostrar interés en lo que hacen, así como tu motivación por dar el siguiente paso en tu carrera, son aspectos vitales a considerar a la hora de ir a tu entrevista.

Buscar empleo no es tarea fácil, pero mientras más preparado estés para asumirla, mejores resultados tendrás. Tómate el tiempo que necesites para autoevaluar tu perfil, y proyectar a dónde quieres que vaya tu vida profesional en los próximos años. Eso te ayudará a no desperdiciar esfuerzos en intentos que no te conducirán a ningún lado, y a enfocarte en lo que realmente quieres. Quizás te lleve un poco más de tiempo conseguir el empleo de tus sueños, pero seguro que valdrá todo el esfuerzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.