Cómo montar un salón de manicure

Anuncios publicitarios

Todo negocio exitoso requiere de planificación, incluso si se trata de algo que por fuera parece ser muy sencillo. En el caso de los salones de manicure, lugares donde las mujeres y algunos hombres van a cuidar de sus uñas o llenarlas de vanidad, es necesario seguir medidas de sanidad y seguridad, por lo que hoy te diremos cómo emprender un negocio de este tipo de la manera adecuada.

Pero primero… ¿por qué un salón de manicure?

Hay mucha razones para escoger un negocio como este. Principalmente, porque siempre habrá clientes. La gran mayoría de las mujeres son muy coquetas y disfrutan pasar tiempo en estos lugares, donde ponen sus manos y pies al cuidado de profesionales. Otra razón es que nunca habrá suficientes salones por lo que encontrar y establecer su ubicación será más sencillo que en otro tipo de negocios.

Además, los salones de manicure suelen empezar como algo pequeño y expandirse pronto a locales más grandes o a tener más sedes, así que dependiendo de la calidad del trabajo realizado, este negocio puede despegar muy pronto, presentando muchas ganancia para sus dueños.

Lea también:

Cómo montar un salón de manicure

Ahora que sabes que se trata de un negocio rentable y sustentable, te diremos qué se necesita para montar uno. ¡Toma nota!

Elaborar un plan de negocios

Debes pensar en el proyecto de principio a fin. Este plan debe estar integrado no solo por tu misión como empresario, sino por un plan financiero y de mercadotecnia. No es necesario que sea un documento extenso y engorroso, sino que esté completo.

  • Plan financiero. Es el presupuesto de inversión y proyecciones de costos, ventas y ganancias para al menos cinco años. También se debe indicar allí de dónde proviene el capital, si se trata de un préstamo o dinero propio. Todo esto debe ser pensado con base en el potencial de crecimiento de la industria.
  • Plan de mercadotecnia. Es la investigación del mercado, qué tan demandado es el tipo de negocio, dónde hace falta que lo ubiques, estudios demográficos, etc.

 Elegir la ubicación

A pesar de que estos salones son comunes en casi cualquier sitio, no se debe dar por sentado que en cualquier lugar va a hacer que el negocio crezca. Podría quebrar si no se tiene sentido de estrategia.

Un centro comercial puede ser mejor opción para montar un salón de manicure, pero también más costoso. Sin embargo, la afluencia de personas será positivo, en especial si lo ubicas cerca de oficinas, peluquerías, perfumerías, tiendas de cosméticos o de ropa y accesorios femeninos. Tener cerca de tu target es ideal.

Si buscas opciones más aisladas de los comercios, esfuérzate por encontrar un local al que se tenga fácil acceso, con derecho a estacionamiento o que haya uno aldeaño, que no esté cerca de sitios que perturben (como perreras o locales de comida con fuerte olor), porque la idea es que tus clientes vayan a relajarse y pasar un rato agradable.

Anuncios publicitarios


Estructura, distribución del espacio y decoración

La estructura de un salón de manicure debe estar bien decorado, y ofrecer confort a los clientes que están siendo atendidos y aquellos que están aguardando su horario (agua, café, revistas, etc.).

Por otro lado, con respecto a la distribución del espacio se debe tener: un área para la recepción (para atender, recibir pagos y hacer citas), un área para la realización exclusiva de manicure, baños, una oficina administrativa, y un área para stock y equipos necesarios.

Finalmente, es importante que el sitio sea lo más funcional y agradablemente visual para los clientes. Debe estar impecable en todo momento, puesto que se trata de un local de estética y no un taller de mecánica. Si un cliente se encuentra con un sitio descuidado o poco atractivo, dudará del trabajo que allí realicen y buscará otro lugar. Así que por imagen es importante prestar atención a estos detalles:

  • Paredes de colores neutros, pero femeninos.
  • Buena iluminación y ventilación.
  • Sillones cómodos para quienes esperan.
  • Recepción elegante.
  • Baños diáfanos y con buen estado de plomería.
  • Uniformidad de espejos y mobiliario.
  • Pisos cuidados y limpios.
  • Reparar goteras, humedad en las paredes, grietas y cualquier daño funcional que estropee la estética del lugar.
  • Ambiente musical adecuado.
  • Decoración que dé vida al local, como cuadros agradables y/o plantas.

Equipo necesario para abrir un salón de manicure o uñas

Esta es una de las partes fundamentales para montar un salón de manicura, pues sin los equipos será imposible empezar a trabajar. A continuación vea una lista de equipos básicos para empezar:

  • Guantes de látex.
  • Cajas de algodón.
  • Quita esmalte.
  • Esterilizador uñas (esto no puede faltar por cuestiones de salud e higiene).
  • Alicates de uñas.
  • Lijas de pies y manos.
  • Espatula.
  • Separador de Dedos (opcional).
  • Etc.

Contratar personal profesional

Si tu salón cuenta con personas con buena trayectoria en el área, es posible que clientes de toda la vida en otros lados, se muden a tu salón, por lo que es una ventaja tenerlos. No necesariamente tienen que ser tus socios, pueden ser tus empleados. No obstante, hay otros cargos que puedes ofrecer a personas sin tanta experiencia, como quienes asearán y harán mantenimiento del local, funciones que pueden aprenderse con facilidad y en menos tiempo.

Marketing

Desde antes de arrancar tu negocio debes crear estrategias de mercadeo para darlo a conocer. Una vez que tu negocio esté en pie, puedes abrir perfiles en redes sociales, ofrecer promociones a través de estos medios e incluso hacer concursos para ganar servicios dentro del local, de manera que atraigas más clientes potenciales.

Valor agregado o servicios extras

Como existen muchos comercios de este tipo es importante tener un concepto diferenciador que haga que tu negocio destaque entre los demás. Podrías evaluar la posibilidad de ofrecer servicios de bar, café y postres dentro del salón, de guardería (para quienes asisten con sus hijos pequeños), área VIP y/o servicio a domicilio, área de secado rápido para las clientes que tengan prisa, área de masajes y colocación de uñas artificiales, tienda de artículos de belleza, cupones para próximas visitas, etc.

Ahora que conoces los pasos para montar un salón de manicure, no dudes en que es una de las mejores opciones para lucrar, puesto que las mujeres siempre buscan mejorar su apariencia y este tipo de negocios son bien recibidos, incluso en tiempos de recesión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *